POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS

Parafraseando un pasaje bíblico podríamos decir: “Por sus hechos los conoceréis”. Este antiguo proverbio es de gran utilidad en el ámbito político donde abunda la demagogia y las poses falsas para encandilar a la gente. Viene al caso la declaración de un congresista del Frente Amplio, procedente del partido socialista, cuyo nombre no es lo que interesa sino los hechos, pues nos permiten polemizar sobre el concepto de izquierda que manejamos de distinta manera.

En amplia entrevista promocional en el diario UNO del 19 del presente, se le preguntó: ¿Usted se considera un congresista de izquierda? A lo que contestó: “Por supuesto, y de profundas convicciones: y soy hombre de izquierda porque siempre me ha indignado ver la injusticia y el abuso en todos lados”. Entonces, tenemos aquí una discordancia haciendo que se le crucen los chicotes a sus seguidores pues los hechos de este congresista no concuerdan con sus palabras.

¿Cómo es esto? Presume ser de izquierda pero repite lo que dice la derecha pro imperialista contra Maduro y vota con la derecha en una resolución del Parlamento de solidaridad con la oposición al gobierno venezolano. Dice ser de izquierda pero vota con la derecha la propuesta de declarar “héroes de la democracia” al comando militar del fujimorismo “Chavín de Huántar”. Vaya uno a saber qué entiende por izquierda este dirigente político mentor del movimiento “Nuevo Perú”.

En las imágenes que nos coloca ante los ojos la prensa cómplice de las maniobras contra el gobierno de Venezuela sobre las marchas de protestas, no se observan sin embargo, gremios de trabajadores sindicalizados ni campesinos, ni organizaciones populares que serían los más lastimados por un régimen dictatorial. ¿No es esto, evidencia suficiente para darse cuenta de que no es tan cierto lo que nos informan? O, hay incapacidad en la izquierda para darse cuenta de esta jugada derechista. Al gobierno de Velasco se le hizo casi lo mismo en complicidad con el partido aprista pero no prosperó y sus enemigos tuvieron que buscar otra vía para derrocarlo.

Son muchos los ejemplos de políticos que hacen alarde de sus posturas pero son los hechos los que definen su verdadera vocación. Los cuatro últimos presidentes de la república se rasgaban las vestiduras diciendo que luchaban contra la corrupción. Estas eran meras palabras pero en los hechos es todo lo contrario. Se destapó la olla y allí estaban los facinerosos acompañados de otros líderes mermeleros. Muchos políticos inescrupulosos fingen con cinismo increíble y solo nos damos cuenta de ello a la hora de la verdad cuando ejercen labores de gobierno estando en el legislativo y ejecutivo.

Los camaleones tienen esa virtud de mimetizarse para lograr sus objetivos. Eso mismo, hacen los camaleones políticos pues se tiñen del color del entorno ideológico, repiten el léxico doctrinario, enarbolan las consignas populares, simulan radicalismos y hasta osan liderar agrupaciones para negociar representaciones. Pero tampoco se puede aventurar calificativos de buenas a primeras, ya que muchos actúan de buena fe aunque equivocadamente y solo el tiempo prudencial nos permitirá conocerlos mejor a través de sus hechos.

Claro que toda persona tiene derecho a pensar y obrar como mejor le parezca respetando o no, el marco ideológico. Es su manera de responder a una problemática y deberíamos respetar su posición aunque no la compartamos. Solo hay que medir sus intervenciones para esclarecer confusiones sin presionarlo indebidamente porque en definitiva serán los hechos los que nos dirán hasta qué punto podemos contar con ellos. Ya está. No deberíamos por lo tanto, ofender a nadie por pensar de manera diferente. Respetos guardan respetos. El sectarismo es el peor enemigo de la izquierda.

Pero, ¿a qué viene todo esto? A que tenemos confusiones respecto a lo que se entiende por izquierda y muchos conceptúan que el Frente Amplio es una agrupación de izquierda. Eso no es exacto y los enfrentamientos internos lo dicen porque no es lo mismo un frente de izquierda que uno combinado con derechistas aunque los presentemos como “progresistas”. No obstante, se siguen formando frentes políticos multicolores y no sólo de izquierda, pues las circunstancias así lo determinan.

Los promotores son conocidos porque no es la primera vez que lo hacen. Ya han fracaso en lo mismo y aun teniendo la experiencia con Humala, con el Frente Amplio y otros frentes, insisten en asirse a membresías ajenas solo por carecer de escudo propio. Bueno, pero esa es una opción legítima amparada por el fraudulento régimen electoral que permite el “vientre de alquiler” y para muchos, por encima de todo, hay que ser prácticos. Esto era lo que decían los líderes apristas cuando su partido era de izquierda pero los hechos de esa lógica los llevó a la claudicación sin moral.

Debemos considerar sin embrago que presentarse con una careta prestada es en cierto modo un fraude contra la fe pública y la izquierda pierde identidad para camuflarse bajo las banderas de un frankenstein no natural. Estos son los hechos que definen la calidad política de los representantes de una izquierda que ha venido perdiendo credibilidad precisamente por sus actos. Nadie imaginó que los ultras de ayer terminarían arriando sus banderas entregándose sin dignidad. Frente a ello, surge la necesidad de ir al rescate de la izquierda recuperando sus valores ideológicos y su accionar auténtico.

No es una tarea fácil ni podemos esperar dividendos inmediatos. Muchos desean disfrutar ya de sus habilidades histriónicas por cuenta del Estado y prefieren un trabajo electorero de pronto resultado en beneficio personal principalmente. Pero no se trata de un reto personal sino de una misión social que está por encima de lo electoral. Si se han perdido los objetivos ideológicos no tendremos un rumbo definido y estaremos a la deriva sin saber a dónde ir. Entonces hay que retomar el rumbo por el que han muerto ya muchos precursores del socialismo peruano.

¿Y qué significa ser de izquierda? ¿Hay una sola izquierda o hay tonalidades diversas? Independientemente del origen histórico de este vocablo político extraigo a colación el gráfico de mi libro “Trazos para una República Equitativa” al desarrollar el tema sobre Fisiología Política. Como se puede apreciar, en un plano geométrico horizontal de 180°, se juntan en el centro dos ángulos de 90°, determinando una línea fronteriza entre el lado derecho y el izquierdo.

Es fácil deducir que en los extremos opuestos tenemos la ultra izquierda y la ultra derecha. A partir del centro hay diversas posiciones hacia la izquierda y hacia la derecha. Son muchas las variantes que hay en cada lado, desde las más moderadas hasta las más radicales. Los que están cerca de la frontera son los más propensos a emigrar al bando contrario de manera ocasional mayormente. A los moderados de la derecha se les dice ahora “progresistas” para diferenciarlos.

En las variantes de izquierda están los socialistas en diverso grado y los que no lo son. Si hay convicciones sólidas como sucede con quienes se guían por los principios del materialismo científico no habrá duda de que se mantendrá leal y honestamente en la izquierda. Pero en todo caso, este esquema visual es solo eso. Nada es estático y las movilizaciones dependen de muchos factores condicionantes. Nada es absoluto ni definitivo en la dialéctica de la vida. De manera ocasional puede haber coincidencias no estructurales con las propuestas no izquierdistas pero en lo fundamental no es ético claudicar. Nuestro deber es ser consecuente con nuestros ideales doctrinarios.

Es verdad que las injusticias y abusos indignan, pero ello no es determinante para considerarse de izquierda como afirma tal congresista, porque no tenemos esa exclusividad. Muchas personas de derecha también tienen sentimientos similares y hasta luchan contra esos males siempre que no afecten el sistema que los ampara, y grupos políticos de derecha propugnan programas sociales con esos argumentos. Kuczynski se indigna por la injusticia en salubridad, pero no por ello es izquierdista, como tampoco lo era la misionera Teresa de Calcuta.

Lo que distingue a un izquierdista es su ideología respecto al sistema de dominación imperante propugnando un cambio en la estructura que condiciona los males sociales que son producto de su funcionamiento. Esta visión no es por susceptibilidad lastimera simplemente, sino por la toma de consciencia de que esos males son sistémicos y que no hay manera de eliminarlos sino cambiando la estructura que los origina. Esto es lo fundamental aunque haya discrepancias en las maneras de lograrlo.

Por el contrario, los grupos sociales beneficiarios del sistema aspiran a que se conserve y se perfeccione sin cambiar su naturaleza estructural. Esta divergencia entre conservadores y renovadores se repite en todo el pasado histórico y los hechos nos dicen que siempre triunfan las fuerzas de la renovación. Por ello fue que el capitalismo derrotó a la monarquía como en su momento el capitalismo será también derrotado por su negación enarbolando las banderas de mejores condiciones de bienestar humano. Abolir el sistema de dominación vigente es una aspiración de las clases sociales dominadas y quienes promueven el cambio de sistema son claramente izquierdistas.

Si estamos claros en ello, podremos ver los intereses que se mueven tras los sucesos políticos en nuestro país y en el mundo en esa lucha histórica. Podremos interpretar con mayor acierto las jugadas de la derecha en colusión con las empresas de la prensa, podremos protegernos de las influencias manipuladoras de la derecha y defender mejor los intereses populares. En ese sentido, será de gran ayuda fomentar el conocimiento doctrinario y técnico en nuestras filas, abriendo los espacios de diálogo y aprendizaje sobre todo para las jóvenes generaciones.

Soy consciente de que lo dicho líneas arriba tiene mucho de polémico, pero asumo el costo. La ilusión es motivar reflexiones y extraer algo de utilidad para avanzar en nuestras aspiraciones. Después de todo, así como hay un esquema horizontal de la fisiología política también hay el esquema vertical en el que, en su parte baja las maquinaciones políticas casi no existen pero a medida que ascienden hacia las cúpulas se empoderan progresivamente hasta convertirse en lo principal.

Mayo 2017

APOLOGÍA DEL TERRORISMO

 

En el proceso histórico de la sociedad aparecen fenómenos sociales caracterizados por el encono irracional entre grupos humanos en razón de sus ideas. Siempre las ideas conservadoras son opuestas al cambio pero cuando esta lucha se torna fanática la irracionalidad extrema se convierte en salvajismo. Luego viene la reacción en sentido contrario que puede llegar también al extremo salvaje. Este péndulo histórico ha causado dramáticos episodios de barbarie que avergüenzan a la humanidad.

La historia registra pasajes de la persecución de los cristianos difamándolos como herejes a las creencias oficiales. Pero cuando el cristianismo se posesionó del poder, emprendió feroz persecución de los herejes a las creencias de esta religión estableciéndose en Europa y las colonias americanas el Tribunal de la Santa Inquisición, cuyos crímenes en nombre de Dios nos parecen ahora extremadamente abominables. Muchos fueron quemados vivos solo por difamación.

Pero tan indignante como la persecución religiosa por fanatismo extremo es la persecución política extrema. La ideología Nazi llegó a desarrollar un terrorismo antisemita difamándolos en todo aspecto. La persecución no tuvo límites y las atrocidades genocidas fueron extremas. Pero luego vemos a los judíos actuar despiadadamente contra sus enemigos de manera irracional difamando a los palestinos y así podríamos seguir mencionando muchos otros casos históricos de antagonismo irracional pendular con su secuela de encono y crímenes por difamación.

En nuestro país hemos pasado por muchas persecuciones políticas desgarradoras con muchos asesinatos de por medio, proscripción de partidos políticos, deportaciones, fusilamientos masivos, ejecuciones extrajudiciales y muchos crímenes irracionales como el fusilamiento de niños. La venganza política siempre lleva a la irracionalidad y esta venganza genera la venganza opuesta igualmente irracional. No basta con hacer sufrir al enemigo político sino por extensión, a los padres, cónyuge e hijos que sin tener culpa alguna purgan castigos abominables.

El 18 de mayo se cumple un aniversario más de la ejecución de Túpac Amaru II, su familia y dirigentes de su movimiento político. Transcribo algunos párrafos de la sentencia para hacer notar la irracionalidad con que fue juzgado:

SENTENCIA EXPEDIDA CONTRA TÚPAC AMARU II

En la causa criminal, que ante mi pende, y se ha seguido de oficio de la real justicia, contra José Gabriel Tupac Amaru, cacique del pueblo de Tungasuca, en la provincia de Tinta, por el horrendo crimen de rebelión o alzamiento general de los indios, mestizos y otras castas, pensado más ha de cinco años, y ejecutado en todos los territorios de este virreynato y el de Buenos Aires, con la idea (en que está convencido) de quererse coronar señor de ellos y libertador de las que llaman miserias de estas clases de gentes, que logró seducir (…..)

FALLO, atento a su mérito, y a que el reo ha intentado la fuga del calabozo en que se halla preso, por dos ocasiones(…) las depravadas inclinaciones de dicho reo José Gabriel Tupac Amaru, teniéndolos alucinados, sumisos, prontos y obedientes a cualquier orden suya; que ha llegado los primeros hasta resistir el vigoroso fuego de nuestras armas, contra su natural pavor; y les ha hecho manifestar un odio implacable a todo europeo, o toda cara blanca, o Pucacuncas, como ellos se explican haciéndose autores, el y estos, de innumerables estragos, insultos, horrores, robos, muertes, estupros, violencias inauditas, profanación de iglesias, vilipendios de sus Ministros, escarnios de las más tremendas armas suyas, cual es la excomunión, contemplándose inmunes o exceptos de ellas, por asegurárselo así, con otras malditas inspiraciones el que llamaban su Inca; (…) Considerando, pues a todo esto, y las libertades con que convidó este vil insurgente a los indios y demás castas para que se le viniesen, hasta ofrecer a los esclavos la de su esclavitud; (…) y mirando también a los remedios que exige de pronto la quietud de estos territorios, el castigo de los culpados. La justa subordinación a Dios, al Rey, y a sus Ministros, debo condenar y condeno, a José Gabriel Tupac Amaru, a que sea sacado a la plaza principal y pública de esta ciudad, arrastrado hasta el lugar del suplicio, donde presencie la ejecución de las sentencias que se dieren a su mujer Micaela bastidas, sus dos hijos Hipólito y Fernando Tupac-Amaru, a su cuñado Antonio Bastidas, y algunos de los otros principales capitanes y auxiliadores de su inicua y perversa intensión o proyectos; los cuales han de morir en el propio día, y concluidas estas sentencias, se le cortará por el verdugo la lengua, y después amarrado o atado por cada uno de sus brazos y pies, con cuerdas fuertes y de modo que cada una de estas se pueda atar o prender con facilidad a otras que pendan de las cinchas de cuatro caballos, para que puesto de este modo, o de suerte que cada uno de estos tire de su lado, mirando a otras cuatro esquinas o puntas de la plaza. Marchen, partan o arranquen a una voz los caballos, de forma que quede dividido su cuerpo en otras tantas partes; (…) su cabeza se remitirá al pueblo de Tinta, para que, estando tres días en la horca, se ponga después en un palo, a la entrada más pública de él; uno de los brazos al de Tungasuca, en donde fue cacique, para lo mismo; y el otro para que se ponga y ejecute lo mismo en la capital de la provincia de Carabaya; enviándose igualmente, y para que se observe la referida demostración, una pierna al pueblo de Livitaca, en la de Chumbivilcas, y la restante al de Santa Rosa en la de Lampa, (…) que las casas de este sean arrasadas o batidas y saladas, a la vista de todos los vecinos del pueblos o pueblos adonde, las tuviera o existan; que se confisquen todos sus bienes, (…) al propio fin se prohíbe, que usen los indios los trajes de su gentilidad, y especialmente los de la nobleza de ella, que solo sirven de representarles los que usaban sus antiguos Incas, recordándoles memorias, que nada otra cosa influyen, que el conciliar odio y más odio a la Nación dominante; fuera de ser su aspecto ridículo y poco conforme a la pureza de nuestra Religión; pues colocan en varias partes de él al Sol, que fue su primera deidad; (…). Con el mismo objeto se prohíbe absolutamente, el que los indios se firmen Incas, como que es un dictado que le toma, cualquiera, pero que hace infinita impresión en los de su clase; mandándose, como se manda, a todos los que tengan árboles genealógicos (…). Finalmente queda prohibida, en obsequio de dichas cautelas, la fábrica de cañones de toda especie, (…) Así lo proveí, mandé y firmé por esta mi sentencia definitivamente juzgando.-

José Antonio Areche. Visitador General de los Tribunales de Justicia y Real Hacienda.

En el Cusco a 15 de Mayo de 1781. (La sentencia se ejecutó el 18 de mayo de 1781)

Este aniversario es omitido por la oficialidad como hecho histórico pero Túpac Amaru II está viviente en la memoria del pueblo y pase lo que pase, su nombre estará siempre latente en la rebeldía popular y saldrá a flote como estandarte político de cada rebeldía porque representa el espíritu indomable del pueblo andino. Su nombre no puede asociarse al terrorismo sino a la aspiración de justicia social.

Pero la aberración jurídica de criminalizar el derecho universal de libertad de pensamiento y de opinión como “Apología del Terrorismo” puede conducir a otras aberraciones irracionales como se hizo en el gobierno de Fujimori de condenar a un chileno como traidor a la patria y llevarnos a restablecer la Santa Inquisición Política, utilizando la difamación por simple venganza. La intolerancia conduce a la alucinación política y a un estado de psicosis como la que imperaba con el macartismo que pretendió criminalizar la sátira humorística investigando a Charles Chaplin como comunista.

Todos repudiamos el terrorismo y mucho más los movimientos de lucha popular que siempre lo han combatido a través de la historia por ser irracional. Pero tampoco podemos llevarnos por las tergiversaciones que criminalizan la protesta popular y las difamaciones de tomar las discrepancias como señal de simpatía con el terrorismo. Llamar terrorista a todo luchador social y a todo militante de izquierda es una difamación.

Pero hay que dejar en claro que el terrorismo no es una doctrina sino un método represivo que lo practica en mayor proporción los organismos militares y policiales. La Comisión de la Verdad y entidades internacionales imparciales destacan tanto el terrorismo de los rebeldes como el terrorismo de Estado. Entonces no se puede legislar parcializadamente siendo juez y parte. Se sanciona el hecho, se sanciona el terrorismo cualquiera sea el agente ejecutor y no solo a una de las partes y peor aún, involucrando a terceros por pura difamación.

Tan irracional como el terrorismo es el antiterrorismo ciego. Está demostrado que las fuerzas armadas y policiales cometieron repudiables actos de terrorismo de manera institucional. Pero no por ello vamos a decir que cometen apología del Terrorismo de Estados los políticos de derecha que alaban o rinden homenaje a militares y policías. Está demostrado que el terrorismo de Estado fue política del gobierno bajo el mandato de Fujimori motivo por el cual está condenado. Pero se pide indulto solo para el jefe del terrorismo de Estado en tanto que se califica como apología del terrorismo cuando lo piden para el jefe del otro terrorismo.

Ni las fuerzas armadas ni las policiales actúan por sí solas ni lo hacen por convicción. Lo hacen obedeciendo órdenes superiores y la aplicación institucional del terror como política de Estado es responsabilidad del gobernante. Esta ha sido la característica del fujimorismo gobernante y ahora que gobierna el congreso ha denunciado a parlamentarios del Frente Amplio como apologistas del terrorismo a pesar de que estos, condenan el terrorismo. Esto constituye un abuso de poder de una mayoría despótica.

Entonces estamos entrando a una situación en que vamos a tener un Estado Policiaco y pasar a todos los dirigentes políticos, sociales y gremiales, intelectuales, periodistas y más, a Seguridad del Estado bajo la acusación de apología del terrorismo. Estamos a tiempo de impedir que tal situación se configure antes que se torne incontrolable. Ojalá hubieran pronunciamientos de las organizaciones populares y partidos de izquierda. Se repite el mismo error de quedarse callado mientras el totalitarismo no los afecte directamente. Pero se orinarán de miedo cuando la persecución los alcance. Será muy tarde.

Mayo 2017

EL DEPREDADOR DEPREDADO

Escribe: Milcíades Ruiz

Vivir a costa de otros es la regla general de todo sistema de dominación donde impera la ley natural del más fuerte. En el sistema capitalista de dominación, es el poder económico es el que determina la ubicación de las personas, familias y pueblos en el ordenamiento de la escala social. El dinero otorga la capacidad económica con la que se puede resolver todas las necesidades y aspiraciones de las personas, de las familias, de las comunidades de ciudadanos de todo ámbito, de los países. Cuanto más dinero se acumule, mayor será la capacidad de poder de sus posesionarios y, mayor su dominio.

Para alcanzar este objetivo, se despliegan infinitas iniciativas desde las más santas hasta las más villanas. Todos rechazamos las formas villanas de enriquecerse pero la gama es infinita y muchas están legitimadas o, son invisibles. Hay de todo calibre; desde el fraude más pequeño hasta las criminosamente masivas. En el capitalismo, la acumulación es fundamentalmente personal. Hay un ranking de los hombres más ricos del mundo. Pero también hay un ranking de países más poderosos según la capacidad económica que puede concentrar cada cual.

Esta capacidad proviene de las relaciones de intercambio desigual y algunos llevan ventaja porque empezaron tempranamente en el proceso capitalista. En una sociedad individualista, no hay otra forma de acumular riqueza sino quitándosela a otros. Eso es lo que han hecho y hacen los países dominantes, procurando tener bajo su dominio a una clientela de países subordinados a costa de los cuales construyen su poder. El país depredador se alimenta del país depredado de múltiples maneras, a las buenas o a las malas y en ambos sentidos del intercambio.

La historia está llena de las vilezas de los países dominantes. Abuso, sometimiento bélico, monopolios, imposiciones onerosas, extorsión, atraco en alta mar, engaño, tratados comerciales, tratados bélicos, alianzas, etc. Así se han encumbrado potencias mundiales cuya preocuparon prioritaria ha sido siempre la acumulación de riquezas a toda costa. De este modo por ejemplo, Gran Bretaña estuvo detrás de la guerra con Chile como lo estuvo directamente en la “Guerra del opio” cuarenta años antes.

China prohibió la importación de esta droga que era fuente de ingresos para los británicos y servía para equilibrar su balanza de comercial con China a la que compraban té y otras mercancías en cantidad. Gran Bretaña pretextó la guerra y el derrotado emperador chino fue obligado a firmar el Tratado de Nanking, que autorizaba el ingreso libre de mercadería inglesa incluyendo el opio, quedando cautiva Hong Kong durante 150 años.

En esa misma época (1846) EE UU le hizo la guerra a México para arrebatarle mediante el Tratado de Guadalupe-Hidalgo gran parte de su territorio desde California hasta Texas. Del mismo modo abusivo, el 16 de febrero de 1903, Cuba fue obligada a ceder a EE UU “por el tiempo necesario y para los propósitos de estación naval y estación carbonera” el territorio de Guantánamo en recompensa por el apoyo recibido en la guerra de independencia.

Entre los países depredadores, EE UU llegó a tener el mayor número de naciones depredadas y las más rentables. Utilizó para ello desde los “Tratados de Amistad y Comercio” hasta los “Tratados de Libre Comercio- TLC” como mecanismo diplomático. En caso de resistencia, se aplicaban represalias punitivas y de ser necesario la invasión militar como la que viene ejecutando en la convulsionada región árabe. Esta es la razón de tener tantas bases militares en todo el mundo para asegurar su plataforma de sostenimiento.

Pero el mundo ha evolucionado y las condiciones ya no son las mismas que en el pasado y cada vez es más difícil someter a los pueblos con los métodos tradicionales. EE UU no pudo someter por la fuerza al pequeño Vietnam y pese a su alta tecnología militar tampoco puede con los países árabes. Ya no es invencible. Su impotencia es evidente. Por el contrario, el intercambio comercial bajo las banderas de la competitividad de precios ha resultado ser un arma poderosa para ganar poder sin derramamiento de sangre.

Pero mientras EE UU se aferraba tercamente a sus métodos tradicionales de sometimiento haciendo gala de gran potencia militar, no se dio cuenta que estaba perdiendo la guerra comercial y financiera, ahora ya en su propio territorio. Otro depredador había horadado su economía. China no solamente había inundado sus tiendas con su mercadería sino también era ya su principal acreedor. El depredador resulta ahora depredado con su mismo estandarte de libre comercio.

Para remate, la crisis del capitalismo estalló allí mismo como la madre de todas las bombas dejando ver un enorme forado el 2009, del cual todavía no se recupera. En estas condiciones, EE UU no solamente ha dejado de acumular, sino ahora también des acumula. Esto lo tiene claro Trump y estalla brutalmente con promesas y amenazas grotescas. Sus bravuconadas hacen el ridículo y solo pueden acelerar el desastre.

El déficit de intercambio de EE UU con el resto del mundo se está volviendo crónico tras cuatro años en rojo. En el 2016 las pérdidas llegaron a $502.200 millones, en datos corregidos de variaciones estacionales, un incremento de 0,4% respecto a 2015. El déficit en la balanza comercial con China en el 2016, ha sido de $347.000 millones de dólares, a pesar de que incluso se redujo 5,4% respecto a 2015.

El déficit con la UE ha sido de 146.000 millones (Tan solo con Alemania ha sido de $64.900 millones) y el déficit con Japón fue de 68.900 millones, en tanto que con México, el déficit creció 4.2% y sumó 63.200 millones de dólares, la cifra más alta desde 2011, de acuerdo con el informe del Departamento de Comercio. Por eso estalla Trump diciendo que se “aprovechan de su nobleza”, amenaza diestra y siniestra, para luego desmentirse. Ahora es EE UU el que reclama por relaciones de intercambio injustas y clama proteccionismo.

Muchos capitales de inversión han huido de EE UU a territorios más rentables incluyendo China, cuyo mercado es más atractivo por su gigantesca masa de consumidores. El problema es que el déficit significa descapitalización, menor inversión, cierre de fábricas, desempleo, devaluación, etc. China procura hacer los intercambios con otros países en yuanes y no en dólares. Entonces la menor demanda de moneda extranjera fortalece la moneda nacional china.

Los bancos chinos compraron en marzo 145.000 millones de dólares en divisas extranjeras y vendieron por valor de 156.600 millones, lo que arrojó un saldo neto de 11.600 millones en ventas, de acuerdo con la Administración Estatal de Divisas (AED). Esto es lo que mueve y acumula China en un solo mes en el mercado de divisas. Las reservas de divisas también se elevaron en marzo, por segundo mes, a 3,0091 billones de dólares, el primer incremento en dos meses consecutivos desde abril de 2016.

Compárese esto con lo que mueve nuestro BCR teniendo superávit comercial. Nuestra reservas están en el orden de los US$ 62, 000 millones y sacamos pecho porque tenemos holgura. O también, con el reporte del INEI del año 2016 en el hemos vendido US$ 36 040,0 millones, y hemos importado por valor de US$ 34 312,3 millones. El saldo comercial anual en valores reales y nominales fue superavitario en US$ 5 711,0 millones y US$ 1 727,7 millones, respectivamente”.

China es ya el tercer país que más inversión extranjera directa atrajo en 2016, tras Estados Unidos y Reino Unido, según los datos publicados por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. No obstante, al estilo de las potencias occidentales que tienen como estrategia programas de cooperación internacional como anzuelo, China ha lanzado un ambicioso programa internacional emulando la época de Marco Polo y la ruta de la seda que atravesando Asia y Europa generó esplendor de las economías de la ruta.

Este programa, denominado “Franja y Ruta para la cooperación internacional” ha despertado enorme expectativa mundial porque se propone construir una red de comercio e infraestructura de transporte de carga que conecte Asia con Europa y África brindando apoyo financiero y logístico para infraestructura y conectividad. El desarrollo de obras viales y de comunicaciones tecnológicas da la posibilidad de una reactivación económica que es la aspiración de todos los países involucrados. Hasta los países sudamericanos quieren colarse.

Para ampliar el conocimiento de este proyecto se ha convocado a Jefes de Estado y altos dignatarios del mundo a un foro internacional este 14 de mayo al que asistirán representantes de países sudamericanos exportadores de productos agropecuarios, minerales y diversos productos que ya están incursionando en el mercado chino. Para el Perú, China es el principal socio comercial que tiene y el mayor inversionista extranjero en nuestro país. Por lo tanto, todo lo que tiene que ver con facilitar el transporte de carga, el comercio, la logística con esta parte del mundo, es clave.

Bueno pero no era mi intención abonar en favor de China pues sería simplemente cambiar de depredador y esa no es nuestra aspiración sino liberarnos de todo sistema de sometimiento depredador. La ilusión de la nota es promover la reflexión y el intercambio de opiniones sobre los siguientes puntos:

  1. Las tendencias de los flujos económicos como señales de un posible cambio en el ordenamiento mundial y sus implicancias en nuestra condición social. Los peligros del cambio.
  2. Nuestra precariedad y la carencia de un Plan Nacional de Liberación Económica.
  3. La importancia de la acumulación de capacidad económica como estrategia de liberación. Sin acumulación no habrá desarrollo.
  4. Nuestra alternativa de economía socializada no individualista para una acumulación comunitaria de los excedentes.

No sé si habrá eco pero aun sabiendo que el chisme político del momento es más seductor, me aventuro a arar sobre el mar.

Mayo 2017

 

REFORMA ELECTORAL

Escribe: Milcíades Ruiz

Estos días se viene discutiendo en los círculos de la derecha legislativa y sectores afines, la Reforma Electoral. Mientras estos avanzan en acondicionar el sistema electoral a sus conveniencias no hay en la bancada del Frente Amplio ni en los sectores afines, una plataforma alternativa al respecto, que por lo menos responda a las aspiraciones populares. Aunque podría ser por desinformación mediática, lo cierto es que no sabemos si ello es por negligencia, ineptitud o sencillamente porque no les interesa el tema, allanándose a lo que decida la derecha sin dar la pelea.

Sin embargo, creo que debería ser punto de agenda en los debates de la izquierda y por eso me atrevo a dar una opinión que quizá motive otras que pudieran ser de mayor validez que nos ayuden a construir una plataforma enriquecida con el aporte de quienes comparten nuestros ideales. Una reforma del régimen electoral puede ser de forma pero no de fondo. Se puede hacer solo un maquillaje del régimen vigente para darle una apariencia santa o, podría ser una reforma radical que transforme la estructura política actual.

Si consideramos que todo proceso arroja un resultado o producto, el proceso electoral arroja un resultado con las características que están a la vista en los órganos de gobierno. El producto obtenido tiene fallas repudiables en su mayor parte. Así como el fraude de fabricación es muy común en una serie de productos que se comercializan con publicidad fraudulenta, también, el proceso electoral adolece de estos fraudes desde el recojo de firmas de respaldo hasta el conteo final de votos, incluida la publicidad engañosa. Pero en este caso, el pillaje es legítimo.

Pero la construcción de un régimen electoral responde a una concepción ideológica sobre cómo debería ser administrado el Estado. En nuestro país, ha imperado la opción de que el Estado debe ser administrado por los representantes de la sociedad. A esta modalidad se le ha denominado “Democracia representativa”. Pero el asunto es que desde que nació la República Peruana han sido los aristócratas colonialistas y sus descendientes, ya como conservadores o liberales, quienes han establecido un régimen electoral a su conveniencia.

La historia registra la existencia de extranjeros en el Poder Legislativo que estaban como “representantes” de departamentos que ni siquiera conocían. En 1825, había 91 diputados, de los cuales 78 eran nacidos en el Perú y todos económicamente pudientes, conforme a las normas eleccionarias. 28 diputados eran abogados aristócratas y 26 sacerdotes del alto clero. Los descendientes del Tahuantinsuyo estaban impedidos. Así surgió la democracia republicana con gobernantes que suplantaban la representación política y así se ha mantenido cerca ya de dos siglos.

Los partidos políticos continúan suplantando la representación de los sectores socioeconómicos y no están dispuestos a cambiar esta modalidad al ser inconveniente para sus intereses. Entonces tenemos un poder legislativo en el que no está representado el sector agrario por ejemplo, aunque sea mayoritario, como tampoco están los otros sectores sociales. Ya ni siquiera se necesita tener partido político ni doctrina, pues la membresía se alquila o se compra como cualquier mercancía. Así tenemos, gobernantes sin ninguna representación que capturan el poder político para servir a intereses oscuros y no, a la comunidad nacional

Como sabemos, una campaña electoral es como un juego sucio donde todo vale para fabricar imagen de candidatos que utilizan frases y posturas falsas. Se explota neurológicamente las necesidades y anhelos de la población para ganar adeptos con engaños. Se derrocha dinero en toda forma de publicidad y tiene mayor opción quien disponga de mayores recursos aunque provengan de la inmoralidad. El dinero sucio decide.

Si se analiza el material periodístico que ha quedado de la última campaña electoral se podrá comprobar que estaba previsto lo que sucedió al final. Cada vez que aparecía una amenaza a lo previsto, la prensa se encargaba de traerlo abajo en contubernio con la autoridad electoral. Se hizo esto cuando Acuña apareció como segundo en las encuestas, y lo propio se hizo con Guzmán que de pronto apareció segundo. Y lo mismo habría sucedido con cualquiera otra opción que apareciera segundo, porque ese puesto estaba reservado como que en verdad se cumplió hasta el final.

A esto se le llama juego democrático y el sistema de gobierno constituye la “democracia”. Respetar este juego sucio es ser un demócrata y entonces el extranjero Fujimori y su compinche Montesinos son para la derecha unos demócratas que deberían ser indultados. Pero si nos atenemos al concepto original de la palabra democracia como gobierno del pueblo lo que tenemos en el país está muy lejos de ser una democracia. Pero entonces: ¿Qué concepto tiene la izquierda sobre la democracia? ¿Es el mismo que maneja la derecha?

El congresista del FA, Ing. Richard Arce, de las filas de “Nuevo Perú”, fue el único de su bancada que votó junto con los fujimoristas a favor de la “moción de solidaridad con Venezuela” promovida por la derecha para combatir al gobierno de Maduro. Está de acuerdo con la intervención de la OEA como lo propugna el Secretario General Luis Almagro, argumentando que lo hacía por principio, pues se considera un demócrata.

Consecuente con su idiosincrasia, votó conjuntamente con otros congresistas de “Nuevo Perú” y con los fujimoristas, a favor de declarar “Héroes de la democracia” a los comandos Chavín de Huántar, enviados por la dictadura fujimontesinista a debelar la acción armada del MRTA. Esto nos hace ver pues que, si estos congresistas manejan el mismo concepto de democracia que la derecha, entonces no se podría esperar de ellos una lucha por el cambio, pues gracias a este régimen electoral hoy gozan de prebendas económicas y políticas.

Sin embargo, creo que la izquierda debería postular un cambio estructural del viejo sistema de democracia representativa lo que significa una nueva democracia en la que no se permita la usurpación de representatividad por suplantación. La participación en el proceso electoral no debería ser exclusiva de los partidos políticos sino también permitir el acceso a las instituciones representativas de los sectores socioeconómicos tales como los gremios y colegios profesionales que hay en cada sector.

Para que los congresistas sean auténticamente representantes de los diversos sectores socioeconómicos, el sistema eleccionario político, debería ser mediante elección directa por sectores socioeconómicos. La cuota por cada sector debería ser de manera proporcional a su masa electoral y así lograr una democracia equitativa. Las elecciones sectoriales darían un nuevo giro a la vieja democracia y en el Parlamento estarían los que más saben de la problemática de cada sector.

Esta sola reforma dejaría fuera de juego a una serie de oportunistas y testaferros de los opresores que ahora están en el poder por el dinero sucio o por malas prácticas políticas de las cúpulas de la partidocracia. Este cambio deja muy poca opción a los que han hecho de la política un medio de vida y a los corruptos de la cleptocracia política. Pero a su vez otorgaría el derecho de participación en el gobierno nacional a sectores marginados consuetudinariamente como es el sector militar y policial.

El desarrollo de esta propuesta excede los límites de este mensaje pero los fundamentos lo pueden ver en el libro: “Trazos para una República Equitativa”. Pero es obvio que una reforma de esta naturaleza cambiaría muchos aspectos del sistema político actual y significaría una reestructuración de la vieja república a la que parasitan los grupos de poder. Pero por lo menos es un planteamiento. Lo peor es no decir nada y dejar las cosas como están.

La izquierda tiene la responsabilidad de desarrollar alternativas de cambio, innovando planteamientos y demostrar que tiene capacidad de gobierno. El pueblo debería ver en nosotros una posición distinta que haga la diferencia con los planteamientos de la derecha. Si estamos del lado del pueblo, hay que demostrarlo.

Mayo 2017

PERÚ CAMPEÓN MUNDIAL

PERÚ CAMPEÓN MUNDIAL

Escribe: Milcíades Ruiz

Campesinos peruanos de origen autóctono están logrando lo que no pueden los futbolistas citadinos, con todos sus millones de estímulo, instalaciones modernas, entrenadores especiales, etc. Somos campeones mundiales en café de calidad. Esta hazaña ha sido lograda por Raúl Mamani, comunero altiplánico y caficultor del distrito de Putina Punco, en la selva del valle Tambopata, Sandia, Puno.

Acaba de ganar el premio mundial del “Mejor Café de Calidad” en la Feria Internacional de Global Specialty Coffee EXPO Seattle 2017, desarrollado en Estados Unidos. Seattle es una ciudad con más cafeterías per cápita en Estados Unidos y a esta feria mundial concurren todas las empresas industriales y comercializadoras del grano con especialistas mundiales del rubro en todas las etapas del proceso, desde el cultivo hasta su consumo, porque allí se muestran las innovaciones tecnológicas y las preferencias del mercado global.

Esto sucedió la semana pasada pero nadie salió a las calles a celebrar este acontecimiento, no hubo carabanas, ni banderas, ni transmisiones en TV, ni titulares de primera página en los diarios lo cual rebela el desprecio, la discriminación mediática y, falta de orgullo nacional por las proezas del agro peruano. El manejador de imagen del presidente ignora a Mamani porque quizá considera que no reditúa políticamente y el Congreso de la República puede condecorar a Xi Jimping o a “Melcochita” pero a Mamani no.

Putinapunco es una zona enclavada en las estribaciones de la cordillera oriental. Hace 60 años era selva virgen pero aymaras y quechuas fueron los pioneros. No sabían nada del cultivo de café ni lo consumían porque sus tradiciones eran andinas. Pero aprendieron y empezaron sembrando pequeñas parcelas café, junto a los frutales, yuca, coca, maíz. A esos lugares nunca llegó la ayuda gubernamental. Todo es por iniciativa propia. Conozco el lugar porque cerca estaba la base guerrillera del ELN para el ingreso del Che y teníamos nuestro cafetal.

Con el tiempo, el cafetal se convirtió para los colonizadores altiplánicos en cultivo principal. Cuando terminaba la campaña agrícola en el altiplano las comunidades campesinas bajaban a la selva a la temporada de café que rendía más en términos monetarios ya que en la altura primaba la agricultura de subsistencia. La migración se hizo más intensa y muchos optaron por fijar residencia en la selva. Para no ser presa fácil de los acopiadores optaron por integrase en empresas cooperativas que, se encargan de comercializar el grano por encargo de sus socios.

Raúl Mamani, es socio de la Central de Cooperativas Cafetaleras de los Valles de Sandia (Cecovasa) al amparo de la cual ha ganado concursos nacionales, lo que le valió ser invitado a participar en dicha feria mundial. Gracias a estos campesinos de las zonas cafetaleras de toda nuestra selva alta el café peruano ha venido ganando prestigio en el extranjero más que en nuestro país donde los cafetines prefieren vender café colombiano solo por la marca porque el grano es peruano.

En mérito al prestigio internacional del café peruano Barista Guild of America, la más prestigiosa organización de baristas de Estados Unidos seleccionó el café de los campesinos de la cooperativa Incahuasi de Cusco que se cultiva a más 2000 m.s.m., para servirlo en el evento Re:co Symposium 2017, que es la cita previa de los más importantes actores de los cafés especiales del mundo, dos días antes de la Global Specialty Coffee Expo. Los productores cusqueños fueron aclamados y los contratos para la cooperativa no se hicieron esperar. Valió el esfuerzo de PROMPERU que siempre ayuda en estas ferias.

Pero claro, a estos logros no se le da importancia nacional aunque lo merezca tanto como la gastronomía peruana que es también fruto de la inspiración de las campesinas pobres que, al no tener la disponibilidad de las amas de casa citadinas, se las ingenian para crear potajes que son una delicia. El campesino no es muy dado a la cocina y es la mujer la que prepara todo para alimentar a la familia con lo que hay en la chacra. ¿De dónde salió el mote, la causa, el seco, etc? Pero tampoco se reconoce esta proeza de la mujer campesina. Ella sigue pobre y son otros los beneficiarios de su ingenio.

(De derecha a Izquierda) Presidente de la Cooperativa Incahuasi, Muriel Palomino y, Claudio Ortiz, gerente general.

Pero el caso del café nos da una idea de la fortaleza del campesinado minifundista agrupado en cooperativas o como caficultor independiente. En situación de abandono estatal, tras la cordillera de los andes, sin tener el apoyo del Estado, compitiendo con el narcotráfico y las adversidades de la naturaleza son capaces de lograr éxitos increíbles. El café aporta anualmente alrededor de mil millones de divisas que el país dispone para sus importaciones y el trato que recibe el sector cafetalero es denigrante lo cual se traduce en baja productividad. El promedio solo saca la tercera parte de lo que debería ser.

Es de imaginarse la potencialidad estratégica que posee el café para el desarrollo nacional si tuviese el nivel tecnológico y científico como lo tienen otros países. Brasil y Colombia viven del café y Perú no aprovecha las condiciones ecológicas que le dan ventaja de calidad para convertirse en la primera potencia mundial en café. Las divisas que trae se quedan en el país a diferencia de la minería que se lleva todo para engrosar fortunas extranjeras. Toda la retórica de la lucha contra la pobreza y de la diversificación productiva como alternativa al extractivismo queda mal parada con el trato que recibe la caficultura nacional.

Raúl Mamani volverá a su chacrita en las profundidades de la selva, a trabajar como siempre y todo lo vivido en la competencia mundial quedará solo como recuerdo. Vive de su trabajo no de los premios. Sin seguro social, sin jubilación, sin vacaciones, sin CTS, ni horas extras, ni aguinaldos ni bonificaciones por escolaridad, Fiestas Patrias o Navidad. Así como Raúl Mamani, son muchos los campesinos que viven en condiciones paupérrimas mientras los que procesan y exportan sus productos se enriquecen. Esa es la maldición de vivir bajo un sistema de dominación como el que impera en nuestro país.

¿Esto es justo? Todos dirán que no seguramente. Pero así como velamos por los homosexuales y lesbianas para que no sean segregados, ¿No sería bueno hacerlo también con igual devoción por los campesinos que no tienen beneficios sociales en pleno siglo XXI? Justicia social es nuestra bandera en la izquierda de siempre. ¿Pero qué tanto estamos dispuestos a luchar por ella? O nos hacemos los desentendidos para explotar esta necesidad solo en campaña electoral.

Lo que sugiero es que hagamos un esfuerzo por una militancia más activa. Abramos el debate en nuestras reuniones y tratemos estos asuntos con la mayor honestidad sin pensar en sacar ventajas. Salvo mejor parecer.

Abril 2017

LOS HÉROES RELATIVOS

LOS HÉROES RELATIVOS

Escribe: Milcíades Ruiz

El congresista aimara Apaza, al parecer quiso ser consecuente con sus creencias, y no le cuadró la propuesta de que el Congreso de la República declare “Héroes de la Democracia” a los miembros del comando militar que participaron en el rescate de rehenes en poder del MRTA durante la dictadura de Fujimori. Estaba en un entorno totalmente adverso y no tuvo pericia para expresar su desacuerdo ante la prensa y le cayeron con todo. Hasta sus compañeros de bancada, lejos de socorrerlo solidariamente, se sumaron al cargamontón y tuvo que salir a decir que fue malinterpretado.

Pero ese sentimiento de Apaza también flota en gran parte de nuestro pueblo. Calladamente lo guarda para no dar lugar a la acusación de pro terrorista. Es que la gente de abajo sabe que no vale la pena exponerse al abuso de poder. Esta actitud la tiene de generación tras generación desde que llegaron los conquistadores. El silencio ha sido siempre su mejor defensa para sobrevivir a la aterradora maquinaria estatal.

Para mí, tampoco son héroes de la democracia puesto que actuaron por órdenes superiores de carácter político de un régimen dictatorial, antidemocrático y cruel que estaba bajo el mando de Fujimori, Montesinos y directamente del general Nicolás Hermoza Ríos, triunvirato que se encuentra en prisión por los horrendos crímenes contra muchos inocentes, derramando sangre de nuestro pueblo. Se pasa por alto la ejecución extrajudicial del prisionero “Tito”. Pero hay que darse cuenta que esta iniciativa proviene del fujimorismo actual corroborando que es el mismo de la década del 90.

Correlativamente, para la sociedad colonialista, Túpac Amaru II, no era un héroe sino un traidor. Los héroes del Estado de Derecho virreinal fueron los de las fuerzas represivas que lo capturaron tras una traición. A estos, no solo los premiaron con dinero y condecoraron sino también, se les ascendió y premiaron con cargos públicos. Es la razón del poder la que impera en la justicia y la historia en una sociedad sometida.

Tampoco para la sociedad virreinal eran héroes los subversivos extranjeros San Martín y Bolívar. Los héroes oficiales eran los generales realistas como José De la Serna, sus oficiales y sus tropas a los que igualmente premiaron y halagaron tanto la Corte Real como el propio rey de España. Eran los héroes del régimen monárquico. Hasta el Papa el Papa León XII, en su Breve “Etsi iam diu”, del 24 de Septiembre de 1824, calificaba a las huestes de la independencia como “fruto maldito de la cizaña de la rebelión que ha sembrado en estas regiones el hombre enemigo”.

El 21 de Diciembre de 1821, tras ser vencidas las tropas realistas por los morochucos encabezados por Basilio Auqui, el héroe virreinal José Carratalá ordenó a las tropas españolas atacar en venganza, al pueblo de Cangallo, incendiándolo totalmente y asesinando a sus pobladores incluyendo niños, mujeres y ancianos. Este hecho sanguinario se repitió con la supuesta democracia republicana.

La mañana del 14 de agosto de 1985, los pobladores de la pequeña comunidad de Accomarca (Vilcashuamán, Ayacucho) fueron reunidos a la fuerza por elementos militares que arribaron por diferentes frentes a la quebrada de Huancayoc, y luego de introducirlos en dos casas los asesinaron con disparos de fusil y granadas de guerra. 69 hombres, mujeres y niños fueron eliminados.

El principal incriminado, teniente Telmo Hurtado, dijo ante la Sala Penal que lo juzgó veintiséis años después: “El tiro entraba por el occipital, así era la manera de matar a los subversivos”. […] “En el operativo de eliminación’ no hubo diferencia entre mujeres y niños, para nosotros todos eran terroristas”. (26 fueron los niños aniquilados)

“Todo el Estado Mayor sabía del asesinato. El general (Wilfredo) Mori Orzo (jefe del Comando Político Militar de Ayacucho) me mandó dos días después (del asesinato) a hacer una “limpieza”, es decir, desaparecer a los testigos (del crimen) para que no se viera comprometida la plana mayor en un escándalo periodístico”.

Confrontado con Juan Rivera rondón, otro de los inculpados, dijo: “Yo soy responsable de la muerte de 31 personas; tú debes haber matado al resto, tú quemaste sus casas. Los dos participamos en el operativo”. (Diario La República 21.09.12). Estos son pues, los héroes de los partidos de derecha y del poder político imperante pues estos militares se sacrificaron por defender la democracia de la que viven los políticos al servicio de la opresión.

Bueno pues, de esta calidad humana eran las tropas que el fujimorismo pone como héroes de la democracia, que no es otra cosa que la democracia al estilo fujimorista. Así era esa democracia que implantó los operativos del grupo “Colina” para ejecuciones extrajudiciales, que asesinaba inocentes en Barrios Altos, campesinos en Chimbote y grupos de estudiantes en La Cantuta y cientos de personas enterradas en fosas clandestinas.

Entonces pues, queda claro que propósitos como los que enarbola el fujimorismo actual tiene como finalidad ablandar la opinión pública, con miras a justificar la amnistía de sus héroes: Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos, Martín Rivas y demás genocidas. Si los que estuvieron bajo su mando son considerados héroes de la democracia, con mayor razón habría que reconocer a quienes fueron sus jefes, a los que dieron las órdenes, y hasta al arzobispo Cipriani que fue clave en esta operación. Si pasa esto ahora, también podrá pasar la condecoración y reconocimiento como héroes a los cabecillas del fujimontesinismo.

Por supuesto que soy opuesto a todo tipo de terrorismo y lo dicho líneas arriba no avalan los actos de barbarie cometidos por terroristas que tampoco son héroes. Los héroes del pueblo no son los mismos que los héroes de los opresores aunque el oficialismo lo imponga. Aunque desde niños nos eduquen con películas en que los malos son siempre los rusos, japoneses, alemanes y árabes contrastando con los héroes de la libertad y la democracia que siempre son de EEUU, cuando bien sabemos su negra historia de atrocidades antidemocráticas con las que somete a los pueblos del mundo.

Al igual como se viene promocionando el bicentenario de la independencia del virreinato que no es la del Tahuantinsuyo ni de la población sometida, podemos concluir entonces que cada régimen tiene sus héroes a su conveniencia y que, los grupos sociales tienen como héroes a quienes representan sus ideales. Las tropas son gente de nuestro pueblo y está demostrado que van en contra de su voluntad cuando reprimen a los luchadores sociales ya que muchos de ellos suelen estar de acuerdo con estos, aunque estén en bandos contrarios.

Hasta los oficiales enviados a combatir a los rebeldes llegan a darse cuenta que son utilizados con fines políticos por quienes trafican con la palabra democracia. Que no lo hacen por propia voluntad sino por órdenes del poder político. En la campaña del Che en Bolivia se dio el siguiente caso del Mayor Rubén Sánchez Valdivia que comandó tropas bolivianas emboscadas ocasionalmente por los guerrilleros respecto a lo cual dijo años después:

De mi conversación con los guerrilleros, yo comprendí que ellos luchaban por los pobres, y me interrogaba: ¿Por qué razón entrábamos a pelear nosotros? ¿Qué defendíamos? ¿A quiénes defendíamos? Al menos ellos, los guerrilleros, defendían a los pobres, de eso me di completa cuenta”. (Entrevista en su domicilio después de 1980, registrada por los investigadores sociales Froilán Gonzáles y Adys Cupull).

No confundamos entonces, chicha con limonada. Ni los soldados ni los policías son nuestros enemigos per se. Ellos son formados a conveniencia del régimen opresor que los utiliza, como en este caso con fines claramente políticos a conveniencia del fujimorismo.

Abril 2017

VENEZUELA: MÁS ALLÁ DE NUESTRAS NARICES

VENEZUELA: MÁS ALLÁ DE NUESTRAS NARICES

Escribe: Milcíades Ruiz

Las empresas mediáticas utilizan la prensa como instrumento de dominación. A través de ella nos llevan de las narices para ver, leer y escuchar aquello que nos ponen delante. Utilizan medias verdades para propalar noticias que distorsionan la realidad y nos azuzan como perros amaestrados. Estimulados por reflejos condicionados actuamos precisamente como dichos medios desean que nos comportemos políticamente. Nos hacen sufrir, entramos en cólera, nos indignamos, marchamos en protesta manipulada y hasta aplaudimos a nuestros opresores.

Ayer jueves 30 de marzo del 2017, las empresas mediáticas ordenaron a sus trabajadores periodísticos suprimir gran parte de las noticias sobre la dramática situación peruana por los desastres meteorológicos para propalar una noticia malintencionada con mucho de falsedad sobre la situación política de Venezuela con titulares falsos como: “Golpe de Estado contra la Democracia”, “Maduro disolvió el Congreso”, etc. Inmediatamente mandaron a sus reporteros a buscar la boca de todos los políticos con influencia para dar mayor manizuela a sus propósitos mediáticos.

Fue a causa de una sentencia del Poder Judicial de Venezuela sobre un litigio por el desacato del Parlamento a desaforar a tres de sus miembros tras comprobarse su acceso por fraude electoral. Ante este reiterado desacato, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, dispuso suspender las facultades legislativas de dicho organismo en tanto cumpla con la orden judicial de desaforar a los parlamentarios ilegales, asumiendo temporalmente este tribunal la situación creada hasta que la Asamblea Nacional convoque a sesión, acate la sentencia de desaforo y llame a elección de la Nueva Junta directiva. De momento, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo asumirá el rol del legislativo del país.

Pero tan pronto se dio la noticia concertada por la derecha continental, salieron al escenario para sumarse al carga montón, los líderes del Frente Amplio haciendo coro político con Vargas Llosa, Keiko, Alan García, Luz Salgado y otros derechistas rabiosos mientras que quien dijo que América Latina para EE UU “es un perro simpático que está durmiendo en la alfombra y no genera ningún problema”, retiraba nuestro embajador en Venezuela.

Verónika Mendoza de Nuevo Perú dijo que “La resolución del Tribunal Supremo de Justicia rompe el equilibrio democrático en Venezuela”, mientras que Marisa Glave afirmó: Si condenamos el 5 de abril porque fue un golpe de Fujimori a la democracia, no podemos cerrar los ojos ante lo que acaba de ocurrir en Venezuela”,… “la decisión de ese tribunal desconoce en el fondo la voluntad popular expresada libremente en las urnas

Por su parte, el congresista Arana, vocero de la bancada del FA declaró que lo ocurrido en Venezuela “apunta a fortalecer un comportamiento y una actitud sin duda autoritaria y dictatorial”, reiterando su rechazo al régimen de Maduro. Sea como fuere, podríamos preguntarnos: ¿Es correcta la actitud de la dirigencia del Frente Amplio? ¿Y si estuviéramos en la condición de gobernantes, acosados por la derecha continental y con un parlamento en oposición actuando en comparsa con el imperialismo?

No soy bolivariano ni seguidor de Maduro pero de allí a pasarme al lado contrario en beneficio de los enemigos del pueblo jamás. ¿A quién defienden los que están con la oposición venezolana: a los campesinos, a los pobres? ¿Quiénes sufrirán las consecuencias de las represalias de la OEA y las sanciones económicas contra un gobierno popular? ¿Serán los pitucos venezolanos o el pueblo trabajador? ¿Se ha olvidado lo que pasó con Cuba revolucionaria cuando era acosada por la gusanera pro yanqui?

Muchos militantes de izquierda que siguen a los líderes y lideresas del Frente Amplio quizá repitan la condena al gobierno de Venezuela pero si hay algo de sinceridad quizá no están conformes con estos ataques al gobierno venezolano. Hay gente lúcida en la izquierda que podrían ayudarnos a entender estas actitudes y quizá yo sea el equivocado en estas apreciaciones. Pero en todo caso, siempre debemos estar atentos a que las empresas mediáticas no nos desvíen la atención y nos desconcentren de la problemática nacional.

Estamos en una situación crítica agravada por los desastres del calentamiento planetario en nuestro país. La moral nacional está por los suelos y aunque se pide rodar cabezas para aplacar la ira por la corrupción, el problema no se resuelve en lo personal. La corrupción está institucionalizada y se requiere de una reforma estatal radical para extirpar el mal. Sobre esto debe debatir la izquierda y plantear alternativas.

Así mismo, estamos pasando por una situación de emergencia climática que nos hace perder de vista todo lo demás. Pero esta situación siendo pasajera, trae consecuencias muy graves para la población más indefensa. No se habla de la situación en que se encuentran los campesinos que han perdido su única fuente de ingresos. Al 29 pasado INDECI ha registrado 35.597 hectáreas de cultivos afectados y al menos 13.197 hectáreas de cultivo perdidos. Huancavelica es la región más afectada con 7.709 hectáreas afectadas y 1.116 hectáreas perdidas.

Este es el momento en que más se necesita de la presencia de los grupos de izquierda que se identifiquen con las necesidades de los damnificados. La derecha está aprovechando nuestra inacción con miras a las elecciones del próximo año.  Sería bueno que pudiéramos reunirnos para reflexionar y buscar soluciones. Salvo mejor parecer.

Marzo 2017