“EUSTAQUIO” EL GUERRILLERO HUANCA Y EL CHE

Escribe: Milcíades Ruiz

“Eustaquio” es el nombre de combate con que ha pasado a la historia Lucio Edilberto Galván Hidalgo, el guerrillero huanca que combatió junto al Che Guevara, en la gesta revolucionaria continental que se emprendió en Bolivia en 1967. Había sobrevivido al combate en la quebrada del Churo el 8 de octubre, rompiendo el cerco militar del enemigo y se dirigía con otros sobrevivientes a una zona de escape cuando días después tropezaron con un destacamento militar perdiendo la vida en el combate el 12 de octubre de 1967. Tenía 30 años.eustaquio

Han pasado 50 años desde entonces, pero este suceso fue la culminación de una heroica trayectoria de lucha en la que también cuentan los avatares de la incursión guerrillera por Puerto Maldonado de 1963 al lado de Javier Heraud, el poeta guerrillero, con quien compartió ideales, sacrificios y riesgos. Estuvo entre los fundadores del Ejército de Liberación Nacional- ELN en 1962.

Natural de Chupaca- Junín, accedió a una beca de estudios universitarios para estudiar en Cuba, pero su vocación de lucha contra la opresión de nuestra patria pudo más. Dejó los estudios y se alistó como guerrillero. Allí lo conocimos como un joven de tez blanca, de poca musculatura pero muy decidido y disciplinado, ganándose el respeto de sus compañeros por su alta responsabilidad al asumir sus tareas.

Una anécdota ilustra su personalidad. En nuestro entrenamiento en Cuba subimos a las montañas de Sierra Maestra, recorriendo los campamentos guerrilleros de los revolucionarios cubanos. Después de una agotadora marcha bajando las estribaciones fuimos a parar a un pueblito a las orillas del mar de nombre Uvero. Los compañeros se lanzaron al mar para refrescarse y nadar, causando alarma en los encargados cubanos que gritaban para que salgan del agua pero nadie hacía caso.

Inmediatamente Lucio rastrillo su arma y empezó a disparar al aire obligando severamente a que salieran en el acto. Los bañistas ignoraban que esas aguas estaban infestadas de tiburones. Como corolario se quedó con la chapa de “Uvero”. Le gustaba jugar ajedrez. ¡Carajo! ¡Ya me ganaste otra vez! le decía Pedro Pinillos, un guerrillero trujillano que después murió combatiendo en la selva central en la guerrilla del MIR.

En mayo de 1963, Lucio hizo toda la travesía por la selva boliviana hasta la frontera con Perú, en nuestra incursión guerrillera que se frustró, al ocurrir los sucesos de Puerto Maldonado. Y también, pasó todas las peripecias del repliegue por selva virgen soportando hambre y sed. Terminó esta campaña en mal estado pero lejos de amilanarse persistió en continuar la lucha preparándose en el área de comunicaciones de combate y en esta condición se incorporó a la guerrilla del Che, en cuya escuadra se mantuvo hasta el final.

Eustaquio y CheEn la foto: Al centro el Che y a su izquierda los peruanos Juan P. Chang, Restituo J. Cabrera y Lucio Galván.

Lucio llegó al campamento de Ñancahuazú en marzo de 1967, con el nombre de “Eustaquio”, tal como lo anota el Che en su diario. Llegó junto con Juan P. Chang, el médico Restituto J. Cabrera, el francés Regis Debray, el argentino Ciro Roberto Bustos, Haydee Tamara Bunke (Tania) y un grupo de bolivianos. Allí volvió a encontrarse con el “Ñato” Méndez, miembro del partido comunista boliviano que tanto nos ayudó como guía en la intrincada selva a la ida y vuelta en la campaña de Puerto Maldonado en 1963.

Lucio pasó a formar la escuadra del centro donde estaba el comando. En uno de los momentos críticos de la guerrilla, el 8 de agosto el Che reunió a toda la gente y les dijo: “Estamos en una situación difícil….. la situación debe pesar exactamente sobre todos y quien no se sienta capaz de sobrellevarla debe decirlo. Es uno de los momentos en que hay que tomar decisiones grandes. Este tipo de lucha nos da la oportunidad de convertirnos revolucionarios, el escalón más alto de la especie humana, pero también nos permite graduarnos de hombres. Los que no puedan alcanzar ninguno de estos estadios debe decirlo y dejar la lucha”.

En su diario, el Che escribió: “Todos los cubanos y algunos bolivianos plantearon seguir hasta el final; Eustaquio hizo lo mismo” ….. Efectivamente, Lucio llegó hasta el último combate y murió heroicamente, consecuente con sus convicciones revolucionarias. Sus restos fueron rescatados y llevados a la Cripta de los Héroes (memorial) que se ha erigido en Santa Clara -Cuba, donde reposa el Che y sus combatientes continentales. En ese conjunto arquitectónico escultórico con una inmensa plaza y una estatua del Che de casi siete metros de altura, Eustaquio ha recibido ya cinco millones de visitantes.

eustaquio memorialPero hay otra cripta en el corazón del pueblo peruano que los opresores no podrán derrumbar ni podrán impedirnos rendir el homenaje sincero a quienes reconocemos que murieron por salvar a la humanidad de la opresión sistémica que nos mantiene en precariedad permanente encadenados como esclavos de los grupos de poder..

Anuncios

DÍA DE LA RAZA Y DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

Escribe: Milcíades Ruiz

Como todos sabemos, el 12 de octubre de 1942 el navegante Cristóbal Colón llegó a la isla Guanahani cerca de Cuba y supuso que había llegado a la India siguiendo una ruta inversa. Esta suposición determinó que a todo poblador nativo de América se le conociera por entonces como “indio”. Pese a que tal suposición fue desmentida se siguió utilizando este término y aún hoy, peyorativamente de manera discriminatoria. Pero esta misma fecha fue establecida también por iniciativa española como “Día de la Raza” desde una perspectiva lastimera, reconociendo las bondades de las culturas nativas de América.

día de la razaAunque para la población andina el “Día de la Raza” no era para festejar sino para lamentar, al menos era motivo para rememorar obligatoriamente cada año en las instituciones y centros educativos, las proezas de nuestros antepasados. En nuestro país, dicha efeméride fue sustituida en el año 2009 mediante ley 29421, por el “Día de los Pueblos Originarios y del Diálogo Intercultural” ordenando que cada año el Ministerio de Educación elabora en coordinación con los gobiernos regionales y las organizaciones representativas de los pueblos originarios, los actos y actividades que deben realizarse”.

Las leyes son para cumplirse dicen muchos. Sin embargo, el mandato de esa ley viene siendo desacatado impunemente por la administración estatal, pasando al olvido toda recordación a nuestro pasado prehispánico cuya grandiosidad no cesan de develar las investigaciones arqueológicas. De cada 4 peruanos uno es quechua, aimara o nativo de la selva. El 51,2% se considera mestizo y solo el 6.2 se considera blanco. No obstante, la discriminación proviene desde la misma política educativa gubernamental.

No se habla de las heroicas rebeliones de la población ancestral durante siglos de dominación extranjera colonialista, ni de los héroes nativos, ni de sus culturas sino es para fines turísticos solamente. No se habla de la independencia del Tahuantinsuyo. Por el contrario, se habla cada vez más del “Bicentenario” de la independencia del virreinato de los opresores aunque ninguna ley lo ordene expresamente. La independencia política del virreinato del Perú se hizo sin emancipación de la población aborigen ni de los esclavos. Los centros educativos ocultan esta verdad.

Esta discriminación cultural tergiversa la historia para favorecer los intereses de la dominación vigente. Por otro lado, la manipulación por reflejo condicionado, hace que hasta los aborígenes terminen celebrando un acontecimiento que fue ajeno a sus ancestros. El Acta de la Independencia fue firmada por condes, marqueses y miembros de la aristocracia virreinal sin ninguna participación de los representantes nativos. Es que esa independencia era válida solo para los opresores virreinales y no para los oprimidos.

Por eso, cuando la letra del himno nacional dice “largo tiempo el peruano oprimido, la ominosa cadena arrastró. Condenado a cruel servidumbre, largo tiempo en silencio gimió. Mas apenas el grito sagrado, Libertad en sus costas se oyó, La indolencia de esclavo sacude, la humillada cerviz levantó”, no se refiere a los peruanos autóctonos sino a los españoles sudamericanos que se consideraban en esa condición frente a los españoles peninsulares. Veían solo el abuso que se cometía con ellos pero no, el abuso que los mismos cometían contra la población despatriada.

Jurada la independencia los supuestos “patriotas” continuaron con sus vasallos nativos y esclavos traídos de África como si nada hubiera pasado en el régimen virreinal. No era que los colonialistas extranjeros se retiraban y devolvían su patria a la población autóctona. Eso no. Los realistas se pusieron el disfraz republicano y como los tránsfugas políticos actuales volvieron “patriotas” para seguir gobernando. Entonces, desde que los invasores europeos sometieron al Tahuantinsuyo nunca más los pobladores andinos recuperaron su patria que les fue arrebatada por la fuerza.

Esa patria ha desaparecido del mapamundi sin que los peruanos ancestrales se resignen a perderla definitivamente y este sentimiento nacional crece día adía sin que los dominadores se den por enterados. Siempre se reacciona cuando ya es tarde pero puede correr la sangre como en la Revolución Francesa. La civilización occidental y cristiana, proveniente de Europa sepultó nuestra civilización andina y así se mantiene porque la dominación ha cerrado las puertas de acceso al poder a los pueblos originarios que se han quedado sin derecho a gobernarse.

Dejar que los hechos discriminatorios pasen sin resistencia alguna nos hace cómplices por indiferencia. Los más auténticos dueños del territorio peruano no deberían seguir segregados del gobierno nacional sino por el contrario, darles cabida hasta que se sientan realmente partícipes de las decisiones nacionales. De lo contrario seguirá latente el resentimiento social que tarde o temprano podría desenfrenarse arrasando con todo lo que actualmente odia.

Pero así como advertimos de la discriminación cultural, hay una inmensidad de casos aplicados contra la población de sangre aborigen en todos los aspectos de la vida nacional y eso es factor de rebeldía natural. Aún en la actualidad si alguien se interna en los pueblos originarios andinos podrá comprobar el terror encarnado que la gente tiene respecto al hombre blanco que por siglos abusó de sus ancestros. Le teme y lo odia instintivamente porque representa el poder de los dominantes.

Es que los descendientes de los conquistadores y colonialistas siempre han gobernado el país ya sea posesionándose del Poder Ejecutivo como del Legislativo. Dominan el poder judicial, las fuerzas armadas, y otras instancias de gobierno. Por eso vemos ahora como hemos visto en gobiernos anteriores a legisladores como los Belaunde y los Diez Canseco que descienden de Juan de la Torre que fue uno de los trece de la Isla del Gallo, encomendero, fundador y alcalde de Arequipa. Pero no sucede lo mismo con los descendientes de Huáscar, Túpac Amaru, Túpac Catari, etc.

Gran parte de la población aborigen sobrevive refugiada entre la cordillera de los andes desde que los conquistadores europeos sometieron al Tahuantinsuyo en el siglo XVI aplicando los más crueles abusos hasta el exterminio genocida. La población nativa quedó cautiva en campos de concentración denominados “Reducciones de indios” erradicando ayllus. La república reconoció esas reducciones como Comunidades Indígenas sin restituir la heredad de los ayllus.

Esas comunidades no eran instituciones ancestrales como sí lo eran los ayllus. Pero la tergiversación cultural los presenta como entidades nativas aunque estas no hayan existido en el incanato. Presentan también como entidad nativa a los “Varayoc” (Alcalde vara) lo cual es una falsedad histórica. Estos fueron estatuidos a raíz de la sublevación de Túpac Amaru para quitarle toda autoridad a los curacas y evitar que encabecen rebeliones. En su reemplazo el corregidor era el que elegía a los alcaldes de vara entre los traidores más adulones.

Valga la oportunidad para reflexionar sobre lo mucho que nos queda por hacer para recuperar la verdadera historia, nuestra cultura milenaria y los derechos de las poblaciones ancestrales que han sido negados hasta ahora por la dominación vigente. Todos los peruanos sacan pecho por Machu Picchu como maravilla mundial pero muchos no reconocen a los autores de esa maravilla. Pero allí están en el genoma de sus descendientes, sirviendo de bestias de carga a los turistas. A otros se les mira con desprecio y se les pone barreras por solo llevar apellido ancestral. Este calvario debe terminar.

Es probable que muchos cuestionen lo dicho y me mal interpreten. Pero aun así, ojalá que por lo menos sirva para reflexionar sobre este tema.

Octubre, 2017

LA REVOLUCIÓN VELASQUISTA

Escribe: Milcíades Ruiz

El próximo 3 de octubre se estará a un año del cincuentenario de la histórica sublevación del Gral. Juan Velasco Alvarado que derrocó al gobierno de Belaunde y puso en marcha un proceso de cambios estructurales en el Perú, empezando por la reforma agraria. Es de esperar que los sectores sociales beneficiados por su gobierno y muchos personajes que se encumbraron con ese proceso hagan un programa celebratorio reivindicando su valía histórica.Velasco y fidel

Para el materialismo dialéctico, toda acción genera reacción y por la ley de relatividad la trascendencia de estas, es proporcional a su fuerza y efectos. Viene al caso, la trascendencia que pudo tener en el ánimo del Gral. Velasco, la gesta del Che en Bolivia y su muerte heroica. No cabe duda de que este acontecimiento histórico tuvo gran repercusión mundial y su impacto en la sensibilidad humana aún lo sentimos a pesar de haber transcurrido ya medio siglo.

Los militares que lucharon contra el Che han quedado conmocionados por la experiencia que les tocó vivir. Gracias a las investigaciones in situ y, entrevistas a los oficiales con mando de tropa, realizadas tiempo después por Froilán Gonzáles García (1), podemos conocer por propia confesión voluntaria de militares en retiro, sobre el impacto de la generosidad del Che con la tropa rendida. No solamente reconocen la validez de la lucha en defensa de los pobres sino que repudian los métodos de la superioridad por mandato de la CIA pues dichos oficiales sufrieron castigos e intentos de asesinato por el solo hecho de decir la verdad.

Es que los militares eran enviados a combatir a los rebeldes, solo por órdenes superiores y contra su voluntad. Al no poderse negar, muchos murieron por defender intereses que no eran suyos. Esta sin razón, es lo que afectó la consciencia de algunos oficiales peruanos que combatieron a las guerrillas en 1965. Al menos los guerrilleros morían por sus ideales de una noble causa, pero no los soldados del ejército que lo hacían por mandato político de un gobierno putrefacto.

Decía el general Velasco, que no se explicaba cómo los jóvenes guerrilleros se atrevían a desafiar la fuerza militar del gobierno con armamento precario. Buscó las razones de esa inmolación y encontró que tenían razón pues los partidos políticos estaba comprados por los poderosos del dinero, y no promulgaban la reforma agraria que todo el mundo reclamaba. La corruptela política entregaba nuestro petróleo y minerales a las empresas extranjeras. Como Jefe del Comando Conjunto pudo ver toda la asquerosidad de las altas esferas del gobierno.

En estas circunstancias, afectado por este drama nacional, lo impactó también la muerte heroica del Che en cuyo diario de campaña se revelaba la participación de peruanos y la organización de un nuevo foco guerrillero en Puno como parte del plan estratégico. Quizá por ello, Velasco consideró necesario evitar más muertes de peruanos contra peruanos y se propuso cambiar la situación. No solamente asumió como suyas las banderas guerrilleras de reforma agraria y nacionalización de nuestros recursos naturales sino también la misión de hacer una revolución cambiando las estructuras de dominación.

Una de sus primeras medidas fue dar amnistía a los guerrilleros presos y perseguidos. La reforma agraria que puso en marcha era más radical que la nuestra porque no hacía excepciones ni con los medianos hacendados ni con los chicos. No cumplir con la legislación laboral era causal de afectación y claro, hasta los pequeños propietarios tenían faltas por no dar seguro social, ni vacaciones ni beneficios sociales. Esta reforma dejó sin piso a nuestra organización guerrillera pues estaba beneficiando a lo que era nuestra base social para la lucha armada.

Es más, nos invitó a participar en el proceso. No fue nada fácil aun teniendo el gobierno a nuestro favor, algunos propietarios nos esperaban con armas de fuego cuando llegábamos con el juez de tierras. Teníamos que trabajar con los sindicatos y comités sindicales reuniéndonos clandestinamente para logar que un fundo sea afectado por reforma agraria. Muchos hacendados tenían parentela militar. Había que movilizarse con la solidaridad campesina de otras haciendas adjudicadas a los trabajadores, la concurrencia masiva de campesinos de comunidades y cooperativas y así y todo, abusivamente me metieron preso.

Pero valió la pena hacer realidad lo que anhelábamos en materia agraria. Desde la llegada de los españoles los dueños originarios fueron despojados de sus tierras y generación tras generación servían al hombre blanco sometidos a un sistema feudal. La república independiente llevaba siglo y medio de libertad pero los nativos seguían en condición de vasallos del señor feudal. Por eso, cuando los liberábamos entregándoles la tierra, los campesinos lloraban en grupo como nunca lo habían hecho antes.

Desde entonces, hemos ahorrado a los peruanos y peruanas ancestrales miles y miles de sufrimientos. Eliminado el gamonal, se acabaron las violaciones a las hijas y esposas de los vasallos, los castigos corporales a los nativos, prisiones, asesinatos impunes, contribuciones onerosas, trabajo sin pago, obligaciones de servicio en la casa hacienda, arrebatos de ganado, tierras y otras pertenencias. La lista es larga.

Naturalmente, si el gobierno se estaba haciendo reformas estructurales no había razón alguna para enarbolar la lucha armada, desapareciendo automáticamente toda violencia y enfrentamiento guerrillero. Pero rememoremos aquellos días iniciales de ese gobierno en las palabras de Velasco y comunicados oficiales:

(…) “Poderosas fuerzas económicas, nacionales y extranjeras, en complicidad con peruanos indignos, detentan el poder político y económico, inspiradas en lucrarse desenfrenadamente, frustrando el anhelo popular en orden a la realización de las básicas reformas estructurales, para continuar manteniendo el injusto orden social y económico existente que permite que el usufructo de las riquezas nacionales esté al alcance de sólo los privilegiados, en tanto que las mayorías sufren las consecuencias de su marginación, lesiva a la dignidad de la persona humana” .

(…) “La ambición incontrolada dentro del ejercicio de las actividades inherentes a los poderes ejecutivos y legislativo, en el desempeño de los cargos públicos de la administración, así como en otros campos de la actividad nacional, han generado actos de inmoralidad que el pueblo ha repudiado, lesionando la fe y la confianza ciudadana, y que es imperativo devolver a fin de que sea superado el sentimiento de frustración de nuestro pueblo, el falso concepto que de la acción gubernativa se ha formado ante la pasividad de los llamados a superar situaciones y a cambiar, en el orden internacional, la imagen que se tiene del Perú de la hora presente”.

(…) “.. dirigentes y malos políticos, en lugar de dedicar sus esfuerzos a la solución de los problemas nacionales desde el Ejecutivo y Legislativo, despreciando la voluntad popular, sólo orientaron su acción a la defensa de los intereses de los poderosos, con prescindencia de las aspiraciones del pueblo. Primó su ambición personal presente y futura sobre el bienestar de la colectividad. Lo evidencian: la indefinición, la componenda, la inmoralidad, el entreguismo, la claudicación, la improvisación, la ausencia de sensibilidad social, caracteres constitutivos de un mal gobierno, que en tales condiciones no debía seguir detentando el poder”.

(…) La culminación de los desaciertos ha tenido lugar en el uso incontrolado y doloso de inconstitucionales facultades extraordinarias concedidas al Ejecutivo, así como en la seudo solución, entreguista, dada al problema de La Brea y Pariñas, que evidencian que la descomposición moral en el país ha llegado a extremos tan graves que sus consecuencias son imprevisibles para el Perú. Es por eso que la Fuerza Armada, cumpliendo su misión constitucional, defiende una de sus fuentes naturales de riqueza, que al ser peruana debe ser para los peruanos”.

(…) “El objetivo es promover a superiores niveles de vida, compatibles con la dignidad de la persona humana, a los sectores menos favorecidos de la población, realizado la transformación de las estructuras económicas, sociales y culturales del país”,

(…) “La Reforma Agraria como instrumento transformador formará parte de la política nacional de desarrollo y estará íntimamente relacionada con las acciones planificadas del Estado en otros campos esenciales para la promoción de las poblaciones rurales del país, tales como la organización de una Escuela Rural efectiva, la asistencia técnica generalizada, los mecanismos de crédito, las investigaciones agropecuarias, el desarrollo de recursos naturales, la política de urbanización, el desarrollo industrial, la expansión del sistema nacional de salud y los mecanismos estatales de comercialización, entre otros”.

(…) “Nosotros no asumimos el poder político para hacer de él botín y negociado, ni instrumento perpetuador de la injusticia. Todo lo contrario. Nosotros asumimos el poder político para hacer de él herramienta fecunda de la transformación de nuestra patria. No nos movió otro propósito. Quisimos darle al Perú un gobierno capaz de emprender con resolución y con coraje la tarea salvadora de su auténtico desarrollo nacional”.

(…) “Hoy el Perú tiene un Gobierno decidido a conquistar el desarrollo del país, mediante la cancelación definitiva de viejas estructuras económicas y sociales que no pueden ya tener validez en nuestra época. Las reformas profundas por las que tantos compatriotas han luchado, están ya en marcha.

Queda mucho por decir sobre el Plan Inca y los logros de ese proceso frustrado por la traición y el entreguismo. Muchos logros han quedado enterrados por venganza de los afectados. Nunca he sido velasquista porque tengo clara mi doctrina pero eso no quita reconocer las bondades del gobierno de Velasco. Nadie se atreve a sacar la cara por él pero lo dicho quizá sirva de estímulo para abrir el debate a la luz de las actuales circunstancias. Hay todo un año para debatir hasta el cincuentenario y estoy seguro que será de mucha utilidad para todos.

Septiembre 2017

SISTEMA POLÍTICO ANACRÓNICO

Escribe: Milcíades Ruiz

Los últimos acontecimientos políticos de septiembre nos permiten observar una serie de males que afectan la vida nacional. Entre ellos, el enfrentamiento político de poderes que culminó momentáneamente con la capitulación del gabinete Zavala y que ha sido analizado hasta el hartazgo, aunque mayormente con un enfoque doméstico y coyuntural. Se fijan más en las personas protagonistas que en el fenómeno político. Visto así los hechos, los problemas aparecen como obra de maquinaciones de las personas y no, como defectos inmanentes al sistema.

Nadie puede arar en el mar porque allí no hay condiciones. Pero sí, lo pueden hacer en tierra firme porque las condiciones lo permiten. Por analogía podríamos decir que el enfrentamiento de poderes públicos se presenta reiteradamente porque las condiciones del sistema imperante lo permiten en mayor o menor medida. Este fenómeno político se veía venir desde que se supo los resultados electorales del 2016.

Ver https://republicaequitativa.wordpress.com/2016/08/08/volver-a-las-trincheras/

El fenómeno político de provocar caos de gobierno por enfrentamiento del poder legislativo con el Ejecutivo no es un hecho nuevo. Ocurrió en 1948 y en 1968 culminando ambos casos con un golpe militar (Gral. Manuel A. Odría y Gral. Juan Velasco Alvarado respectivamente). Lo curioso es que en ambos casos estuvo involucrado el Partido Aprista (PAP) conformando mayoría opositora a la gestión de Bustamante y a la de Belaunde, como ahora lo está en oposición a Kuczynski.

La modalidad es casi la misma, traerse abajo a ministros y gabinetes completos teniendo mayoría en el Parlamento. Lo común en estas coyunturas es que prima la rivalidad de poderes dejando de lado las demandas nacionales, necesidades de empleo, inmoralidades de gobierno con el creciente desprestigio de esos poderes. Los conflictos sociales se agudizan como en la última huelga magisterial y se acusa de debilidad al mandatario de turno. Dichos golpes militares ocurrieron en el mes de octubre de esos años y en este mismo mes del próximo año, se conmemora el 50 aniversario de la Revolución Peruana que encabezó el Gral. Juan Velasco Alvarado.

Pueden ser coincidencias fortuitas pero no se descarta que las condiciones están dadas para un nuevo golpe militar teniendo en cuenta el nivel de desaprobación que arrojan las encuestas para toda la institucionalidad política. En cambio la aureola de Velasco está presente en la oficialidad joven del ejército cuya promoción lleva su nombre. La expulsión del poder, a los actuales gobernantes podría ser bien recibido por la población toda vez que dichos gobiernos militares dejaron reformas favorables a los trabajadores y población en general.

De Odría se recuerda las unidades vecinales de vivienda colectiva, las grandes unidades escolares, grandes obras como el Estadio Nacional, hospitales generales, el derecho de las mujeres al sufragio, el seguro social obligatorio, salario dominical, pago de beneficios sociales, participación en las utilidades de las empresas, creación del Ministerio de Trabajo, edificios ministeriales con esculturas alusivas al trabajo y todo un cúmulo de normas laborales a favor de los obreros.

De Velasco se recuerda la nacionalización del petróleo y la expulsión de las empresas extranjeras que explotaban nuestros recursos naturales, la reforma agraria que eliminó el gamonalismo y la oligarquía terrateniente, la Comunidad Industrial, la expropiación de la prensa, la reforma educativa, la potenciación de las Fuerzas Armadas, la nacionalización de la pesca, de las minas, empoderamiento del Estado, etc.

Todas estas medidas populares añoradas hoy, no hubieran sido posibles con los gobiernos “democráticos” de los partidos políticos, siempre manejables por los grupos de poder económico. Por eso, tampoco abolieron la esclavitud y tuvo que ser un militar golpista el que lo hizo. Hay que comparar la eficiencia de ambas opciones. Basta ver nada más, el sufrimiento que sigue causando la vieja democracia representativa en diversos países latinoamericanos con oligarquías que siguen mandando.

No es que esté promoviendo un golpe militar ocultando el lado malo que se atribuye a ambos gobernantes militares acusados de dictadores. Simplemente pongo sobre el tapete lo que ha ocurrido históricamente y lo que podría ocurrir si se mantienen las fallas estructurales del sistema electoral y el anacrónico sistema político imperante. La vieja estructura política se arrastra desde la fundación de la república con la separación de poderes en una democracia de varias cabezas.

El electorado repudia la suplantación de representatividad política de congresistas que solo representan a los financistas electorales de lavado de activos y narcotráfico más no, al pueblo. La democracia representativa fraudulenta de partidos políticos que usurpan representación popular ya no es aceptable. Se necesita abrir otros canales democráticos que permitan el acceso directo de los sectores sociales al poder y no a través de los partidos políticos corruptos. Si no hay cambios sustanciales en el sistema político imperante, el colapso será inevitable.

Concordante con esta situación arrastramos también esquemas mentales coloniales. Nos parece una barbarie que habitantes de algunos países del otro lado del planeta tengan patrones de conducta primitiva con las mujeres, pero no vemos nuestra barbarie política. Llevamos ya cerca de 200 años con una estructura heredada del virreinato. Aunque veamos que la persona más importante de Alemania es la Canciller Merkel nosotros vemos al presidente de la república como una divinidad a la que hay que rendirle pleitesía ceremonial aunque sea un corrupto.

El presidente es solo un administrador del Estado pero la gente lo ve como un emperador que tiene la máxima autoridad, lo que no es verdad. Lo viene demostrando el fujimorismo que actualmente maneja el Parlamento. Sin embargo, seguimos diciendo “el gobierno de Kuczynski” y hay quienes asumen su defensa porque conceptúan que son poderes de igual categoría. Los medios de prensa azuzan el enfrentamiento como si fuesen dos fuerzas similares y así lo entiende la gente.

Pero el hecho de que el Parlamento destituya un ministro o a todo el gabinete demuestra que el Ejecutivo está sujeto al mandato del Legislativo y si el presidente tiene que viajar al extranjero tendrá que pedirle permiso. La Caja Fiscal la maneja el Ejecutivo pero no puede salirse de las partidas presupuestales aprobadas por el Parlamento y así podríamos señalar muchas sujeciones. Así también, esa distorsión de confundir los roles políticos nos hace pensar y actuar equivocadamente.

En esta perspectiva apuntamos fuera del blanco y en vez de enfilar contra el Parlamento que es el que gobierna, lo hacemos culpando al Ejecutivo por problemas que son de responsabilidad legislativa. Si el Perú está en situación lastimosa es porque el Congreso de la República no ha dado las leyes para el cambio estructural que el país necesita. El colmo, es ya decir que el fujimorismo está en la oposición al gobierno.

Esta figura no aparece clara cuando el partido político del Presidente tiene mayoría en el Parlamento y como suele suceder, el líder dispone de manera personal sin que nadie se atreva a contradecirlo. En este caso no hay enfrentamiento de poderes pero entonces tras la hegemonía política aparecen los grandes negociados, el entreguismo, la corruptela y los amarres con intereses extraños que disfrazan como necesidad nacional o regional lo que no es y se deja de lado lo que sí lo es.

En estas condiciones, tenemos una gestión gubernamental (Legislativa y Ejecutiva) ineficiente e ineficaz por la baja calidad política de los gobernantes. El rendimiento de ambos poderes es deplorable. No solo porque carecen de horizonte sino también por ineptitud. Si los gobernantes del legislativo y ejecutivo son improvisados y de baja cultura política, las medidas de gobierno también lo son. Con esa producción y productividad tan baja, no podemos esperar cambios significativos en el desarrollo nacional.

Se hace necesario entonces luchar por un nuevo sistema político, eliminando los vicios que limitan el accionar gubernamental y el acceso directo al poder político a los delegados representativos de los sectores sociales. En suma una nueva democracia, acorde con los nuevos tiempos. La mediocridad gubernamental es producto del sistema. De nada sirve parcharlo con reformas electorales de maquillaje. Se necesita uno nuevo enteramente. Salvo mejor parecer.

Septiembre 2017

VALORAR LA GESTA DEL CHE

Escribe: Milcíades Ruiz

El próximo 9 de octubre se cumplirán cincuenta años de la ejecución extrajudicial del heroico Comandante Ernesto “Che” Guevara, el más grande de los líderes socialistas internacionalistas. Mal herido fue tomado prisionero el día anterior cuando rompía el cerco militar del enemigo. Su arma de combate había sido inutilizada por la metralla cuando combatía ejemplarmente. Encerrado en el local de la escuela rural del pueblo La Higuera, en la selva de Valle Grande, Bolivia, fue ejecutado, por miedo a lo que podía suceder en el mundo si continuaba con vida. Allí, ese mismo día se hizo lo mismo con nuestro compatriota Juan Pablo Chang Navarro-Lévano.Che

Así culminó la gesta guerrillera continental que se inició a comienzos de 1967, en la cuenca del Ñancahuazú. Se ha escrito mucho al respecto y han interpretado este suceso de mil maneras. Muy pocos han tomado en cuenta su pensamiento para saber las razones de su resolución ni han reparado en los valores supremos que estimularon su conducta revolucionaria. Nunca lo entendieron y hay quienes hasta ahora no se explican su desprendimiento y enorme sacrificio. Para eso, se necesita tener la calidad humana que tuvo el Che.

He aquí, algunos fragmentos de lo que el Che escribiera al mundo en su “Mensaje a la Tricontinetal”, antes de iniciar su campaña guerrillera en Bolivia:

(…) “La lucha en América adquirirá, en su momento, dimensiones continentales. Será escenario de muchas grandes batallas dadas por la humanidad para su liberación”.

(…) “Muchos morirán víctimas de sus errores, otros caerán en el duro combate que se avecina; nuevos luchadores y nuevos dirigentes surgirán al calor de la lucha revolucionaria”.

(…) “En definitiva, hay que tener en cuenta que el imperialismo es un sistema mundial, última etapa del capitalismo, y que hay que batirlo en una gran confrontación mundial. La finalidad estratégica de esa lucha debe ser la destrucción del imperialismo”.

(…) “El elemento fundamental de esa finalidad estratégica será, entonces, la liberación real de los pueblos; liberación que se producirá, a través de lucha armada, en la mayoría de los casos, y que tendrá, en América, casi indefectiblemente, la propiedad de convertirse en una revolución socialista”.

(…) “Pero este pequeño esquema de victorias encierra dentro de sí sacrificios inmensos de los pueblos, sacrificios que debe exigirse desde hoy, a la luz del día, y que quizás sean menos dolorosos que los que debieron soportar si rehuyéramos constantemente el combate, para tratar de que otros sean los que nos saquen las castañas del fuego”.

(…) “Es absolutamente justo evitar todo sacrificio inútil. Por eso es tan importante el esclarecimiento de las posibilidades efectivas que tiene la América dependiente de liberarse en formas pacíficas. Para nosotros está clara la solución de este interrogante; podrá ser o no el momento actual el indicado para iniciar la lucha, pero no podemos hacernos ninguna ilusión, ni tenemos derecho a ello de lograr la libertad sin combatir”.

(…) “Y que se desarrolle un verdadero internacionalismo proletario; con ejércitos proletarios internacionales, donde la bandera bajo la que se luche sea la causa sagrada de la redención de la humanidad, de tal modo que morir bajo las enseñas de Vietnam, de Venezuela, de Guatemala, de Laos, de Guinea, de Colombia, de Bolivia, de Brasil, para citar sólo los escenarios actuales de la lucha armada sea igualmente glorioso y apetecible para un americano, un asiático, un africano y, aun, un europeo”.

“Cada gota de sangre derramada en un territorio bajo cuya bandera no se ha nacido, es experiencia que recoge quien sobrevive para aplicarla luego en la lucha por la liberación de su lugar de origen. Y cada pueblo que se libere, es una fase de la batalla por la liberación del propio pueblo que se ha ganado”.

(…) “Y si todos fuéramos capaces de unirnos, para que nuestros golpes fueran más sólidos y certeros, para que la ayuda de todo tipo a los pueblos en lucha fuera aún más efectiva, ¡qué grande sería el futuro, y qué cercano!”

“Si a nosotros, los que en un pequeño punto del mapa del mundo cumplimos el deber que preconizamos y ponemos a disposición de la lucha este poco que nos es permitido dar: nuestras vidas, nuestro sacrificio, nos toca alguno de estos días lanzar el último suspiro sobre cualquier tierra, ya nuestra, regada con nuestra sangre, sépase que hemos medido el alcance de nuestros actos y que no nos consideramos nada más que elementos en el gran ejército del proletariado, pero nos sentimos orgullosos de haber aprendido de la Revolución cubana y de su gran dirigente máximo la gran lección que emana de su actitud en esta parte del mundo: «qué importan los peligros o sacrificios de un hombre o de un pueblo, cuando está en juego el destino de la humanidad

Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria”.

Ojalá, todos pudiéramos entender las expresiones del Che en el contexto histórico que se vivía en aquellos años y pudiéramos recoger lo mejor de su mensaje para aplicarlo a las condiciones actuales. Van los siguientes versos alusivos a una situación como la que tuvieron que pasar los combatientes revolucionarios que lo acompañaron.

PASIÓN GUERRILLERA

Adios, ya me voy,
la revolución me llama
la guerrilla me espera,
no sé si volveré,
aunque me apena dejarte,
no defraudaré.
Resuelto estoy,
me internaré en el ensueño
de profundos ideales
conviviendo día y noche
con el peligro constante
pero, es preciso hacerlo.
Solo van los decididos
a resolver consecuentes
la necesidad social,
el mandato de la historia,
luchar ahora mismo,
no más sufrimiento humano.
Nuestro deseo es triunfar
pero si en el empeño muero
las banderas de ideales
cubrirán mi humanidad,
preparado estoy
mi fortaleza es moral
no será por cobardía.
Entre altas cordilleras
y los bosques tropicales
transitan los guerrilleros,
zigzagueando los caminos
hundiéndose en las quebradas
o remontando montañas.
Son las huestes legendarias
de las sombras justicieras
entre la lluvia y el barro,
es la vida guerrillera
caminar y combatir,
entre el miedo y el coraje.
Entre nos, un cariño enorme
una auténtica hermandad,
somos el pan compartido
la honestidad cristalina
el arrojo inesperado
el abrazo más fraterno.
Todo lo da el combatiente,
hermosa heroicidad
por sublime convicción,
la valentía sin límites
su inquebrantable fe
en la victoria final.
Pero todo es por amor,
a los humildes que sufren,
a la patria sojuzgada,
a la justicia violada
a la democracia burlada,
amor, por la equidad.
Amor al pueblo
por el que se lucha,
extiendo mi mano fraterna
para sacarlo del hoyo
de tan fatal opresión
de la tristeza infinita.
Amor que conmueve
hasta la rebelión,
por la maldad que indigna
la inequidad absurda
la codicia sistémica
la negación humana.
Amor por la soberanía
como comunidad social,
amor a la sociedad ideal
la humanidad del futuro
equitativa y solidaria
sin extremos desiguales.
He dejado lo que más amo,
madre, padre, hermanos, hijos
y, la amada sollozante,
pero no traicionaré,
mi convicción es suprema.
La lucha, es por ellos también.
Mamá lo intuye todo
pensamiento y corazón,
estaré siempre en sus sueños.
¿dónde andará? se preguntará,
¿Estará vivo?
¿Volverá?
Un taladro destroza mi pecho,
mamáaaa, por favor papá,
se me borran los recuerdos,
tengo mucho sueño,
me voy con el Che y Fidel.
Hasta la victoria, …siempre.

Milcíades Ruiz

Septiembre 2017

CHE Y FIDEL, ACRISOLADA FRATERNIDAD REVOLUCIONARIA

Escribe: Milcíades Ruiz

Se van a cumplir 50 años de la inmolación guerrillera y muerte heroica de uno de los más grandes paradigmas revolucionarios de la historia de la humanidad, Ernesto “Che” Guevara. Para los revolucionarios del mundo y especialmente, de Latinoamérica y del Perú, siempre fue y será nuestro líder indiscutible por sus cualidades y virtudes que lo llevaron a luchar hasta la muerte por los ideales socialistas. Ni el imperialismo ni los conservadores del sistema que nos oprime, han podido ni podrán impedir que aún el pueblo lo lleve en su corazón y que su figura legendaria la veamos a diario hasta en los camiones como una gratitud eterna.

che fidelEmprender una revolución continental para derrotar al imperialismo y liberar a la humanidad de la fatalidad que condiciona nuestras vidas fue su determinación a costa de todo riesgo. En su campaña guerrillera iniciada en Bolivia en 1967 estuvieron junto a él y lucharon también hasta morir heroicamente, tres peruanos miembros del Ejército de Liberación Nacional-ELN: Juan Pablo Chang Navarro-Lévano, Lucio Galván Hidalgo y Restituto José Cabrera Flores.

En su diario de campaña, el Che anotó:

LUNES 4 SEPTIEMBRE

(…) “Se mató el novillito y se pidieron voluntarios para hacer una incursión en busca de comida e información; se eligió a Inti, Coco, Julio, Aniceto, Chapaco y Arturo, al mando de Inti; se ofrecieron también Pacho, Pombo, Antonio y Eustaquio (Lucio Galván). Las instrucciones de Inti son: llegar a la madrugada a la casa, observar el movimiento, abastecerse si no hubiera soldados; rodearla y seguir adelante, si los hubiera; tratar de capturar uno; recordar que lo fundamental es no sufrir bajas, se recomienda la mayor cautela.

La radio trae la noticia de un muerto en Vado del Yeso, cerca de donde fuera aniquilado el grupo de 10 hombres, en un nuevo choque, lo que hace aparecer lo de Joaquín como un paquete; por otro lado, dieron todas las generales del Negro, el médico peruano (Restituto J. Cabrera), muerto en Palmarcito y trasladado a Camiri; en su identificación colaboró el Pelado (El prisionero argentino Bustos).

pag diarioPero en esta ocasión quisiera resaltar lo siguiente: Como ustedes saben, la maquinaria distorsionadora del sistema capitalista siempre ha tratado de hacernos creer que esa determinación del Che era por desavenencia con Fidel, lo cual queda desmentido al leer el diario de campaña donde apreciamos la fraternal estima y coincidencias que primaban entre los dos. Por ello, transcribo algunos párrafos de lo que Fidel escribió luego de la muerte del Che:

(…) “Nunca en la historia un número tan reducido de hombres emprendió una tarea tan gigantesca. La fe y la convicción absoluta en que la inmensa capacidad revolucionaria de los pueblos de América Latina podía ser despertada, la confianza en sí mismo y la decisión con que se entregaron a ese objetivo, nos da la justa dimensión de estos hombres”.

(…) “los que con él cayeron defendiendo sus ideas con coraje, porque la hazaña que este puñado de hombres realizó, guiados por el noble ideal de redimir un continente, quedará como la prueba más alta de lo que pueden la voluntad, el heroísmo y la grandeza humanas. Ejemplo que iluminará las conciencias y presidirá la lucha de los pueblos de América Latina, porque el grito heroico del Che llegará hasta el oído receptivo de los pobres y explotados por los que él dio su vida, y muchos brazos se tenderán para empuñar las armas y conquistar su definitiva liberación”.

(…) “En su mensaje a la Tricontinental reiteró ese pensamiento: “Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo … En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ese nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas. El Che no sobrevivió a sus ideas, pero supo fecundarlas con su sangre”.

“Che actuó en su campaña de Bolivia con el tesón, la maestría, el estoicismo y la ejemplar actitud que eran proverbiales en él. Puede decirse que impregnado de la importancia de la misión que se había asignado a sí mismo, procedió en todo instante con un espíritu de responsabilidad irreprochable. En aquellas ocasiones en que la guerrilla cometía algún descuido, se apresuraba en advertirlo y enmendarlo, consignándolo en su Diario”.

“Che dijo un día a los guerrilleros en Bolivia: “Este tipo de lucha nos da la oportunidad de convertirnos en revolucionarios, el escalón más alto de la especie humana, pero también nos permite graduarnos de hombres; los que no puedan alcanzar ninguno de estos dos estadios deben decirlo y dejar la lucha”. Los que con él lucharon hasta el final se hicieron acreedores a estos honrosos calificativos. Ellos simbolizan el tipo de revolucionarios y de hombres a quienes la historia en esta hora convoca para una tarea verdaderamente dura y difícil: la transformación revolucionaria de América Latina”.

(…) “Se ha podido precisar que el Che estuvo combatiendo herido hasta que el cañón de su fusil M-2 fue destruido por un disparo, inutilizándolo totalmente. La pistola que portaba estaba sin caserina. Estas increíbles circunstancias explican que lo hubiesen podido capturar vivo. Las heridas de las piernas le impedían caminar sin ayuda, pero no eran mortales. Trasladado al pueblo de Higueras permaneció con vida alrededor de 24 horas. Se negó a discutir una sola palabra con sus captores, y un oficial embriagado que intentó vejarlo recibió una bofetada en pleno rostro”.

(…) “Reunidos en La Paz, Barrientos, Ovando y otros altos jefes militares, tomaron fríamente la decisión de asesinarlo. Son conocidos los detalles de la forma en que procedieron a cumplir el alevoso acuerdo en la escuela del pueblo de Higueras. El mayor Miguel Ayoroa y el coronel Andrés Selich, rangers entrenados por los yanquis, instruyeron al sub-oficial Mario Terán para que procediera al asesinato. Cuando éste, completamente embriagado, penetró en el recinto, Che -que había escuchado los disparos con que acababan de ultimar a un guerrillero boliviano y otro peruano(J. P. Chang)– viendo que el verdugo vacilaba le dijo con entereza: “¡Dispare! ¡No tenga miedo!”

“Éste se retiró, y de nuevo fue necesario que los superiores Ayoroa y Selich le repitieran la orden, que procedió a cumplir, disparándole de la cintura hacia abajo una ráfaga de metralleta. Ya había sido dada la versión de que el Che había muerto varias horas después del combate y por eso los ejecutores tenían instrucciones de no disparar sobre el pecho ni la cabeza, para no producir heridas fulminantes”.

“Esto prolongó cruelmente la agonía del Che, hasta que un sargento -también ebrio- con un disparo de pistola en el costado izquierdo lo remató. Tal proceder contrasta brutalmente con el respeto del Che, sin una sola excepción, hacia la vida de los numerosos oficiales y soldados del ejército boliviano que hizo prisioneros. Las horas finales de su existencia en poder de sus despreciables enemigos tienen que haber sido muy amargas para él; pero ningún hombre mejor preparado que el Che para enfrentarse a semejante prueba”.

Estos párrafos son parte del texto que Fidel escribió bajo el título. “Una Introducción necesaria” para la publicación del libro: “El Che en Bolivia” – documentos y testimonios” (Carlos Soria/Beatriz Mena 1992). Se espera que este breve resumen tenga la atención que se merece y ojalá sirva para renovar nuestra fe revolucionaria. Los tiempos habrán cambiado pero nuestras convicciones tienen en el ejemplo del Che la fortaleza de nuestra ideología.

Septiembre 2017

CHE Y EL NEGRO CABRERA Medio siglo de gloria histórica del chalaco guerrillero

Escribe: Milcíades Ruiz

El próximo 3 de septiembre, se cumplen cincuenta años de la muerte, del guerrillero del Ejército de Liberación Nacional- ELN, de Perú y Bolivia, Restituto José Cabrera Flores – “Negro”, uno de los combatientes de la gesta guerrillera continental del heroico comandante Ernesto “Che” Guevara, ocurrida en la selva de Bolivia en 1967. Sucedió tras la emboscada a la que fue conducida la retaguardia de la columna guerrillera por un campesino boliviano que los traicionó, obligado por la tropa enemiga.

peruanosEn la foto, de izquierda a derecha: Lucio Galván (Eustaquio), R. José Cabrera (Negro), Juan P. Chang (Francisco) junto al Che en el campamento de Ñancahuazú

Dicha emboscada ocurrió el día 31 de agosto de 1967 cuando los guerrilleros atravesaban las aguas del Río Grande por el vado de Puerto Mauricio. Sobrevivió al fuego cruzado de la emboscada y escapó por el monte tratando de ir en busca del Che. Estaba solo, desarmado y sin provisiones, pero al tercer día tropezó con la tropa enemiga que no obstante estar indefenso lo acribilló abriendo fuego al creer que estaba con el grueso de la guerrilla.

Al conmemorar su trágica muerte formando parte de un proyecto revolucionario continental que pasará a la historia como hecho histórico precursor de la nueva sociedad socialista, es necesario hacer una reseña de su vida ejemplar, que enorgullece a los peruanos que compartimos sus ideales, esperando que algún día tendrá el reconocimiento que merece como héroe revolucionario de nuestro tiempo y su nombre quede perennizado en la designación de las entidades médicas, monumentos y placas recordatorias.

El compañero Cabrera nació en el Callao el 27 de junio de 1931 en el seno de una familia de barrio. La rebelión revolucionaria del Partido Aprista Peruano en 1932 y sus ideales trasuntó su juventud y su proclividad izquierdista. Al igual que nuestro compañero cusqueño Darío Acurio, en la misma época, viajó a Argentina para estudiar medicina. Al graduarse, se quedó allí brindando sus servicios en algunos pueblos del interior cuando la naciente Revolución Cubana y el Che generaban gran admiración.

No obstante haber conformado ya un hogar con una dama argentina y tener una hija pequeña, su compromiso político pudo más y viajó con ellos para apoyar directamente a la Revolución Cubana. Empezó trabajando en un hospital de Santiago, contribuyendo a su mejoramiento, alternando como brigadista en la campaña de alfabetización. En su memoria, el hospital “Saturnino Lora” le ha erigido un busto recordatorio.

En 1965 se encontraba residiendo en La Habana, participando en el trabajo voluntario de corte de caña para lograr el record de producción como lo hacía el Che cuando era ministro de Estado. Con motivo de la Conferencia Tricontinental realizada en La Habana en Enero de 1966 con la participación de los líderes revolucionarios alzados en armas en Asia, África y América Latina, pudo contactarse con Juan Pablo Chang que en representación del ELN acudió a este histórico encuentro.

Después del corte de caña con otros peruanos, los invitó a su domicilio para disfrutar una comida típica de Cuba, el “Arroz Congrí”, prolongándose la velada con guitarra y ron, a la par que cantaban alborozados las clásicas zambas que popularizaron Atahualpa Yupanqui, Los Chalchaleros y Mercedes Sosa, que la esposa del Negro sabía bailarlas. Su niña ya tenía siete años. Chang le informó sobre el ELN y el entrenamiento de combatientes para integrase a la guerrilla de Ayacucho en Perú. Cabrera quiso ser parte del proyecto y se propuso tomar las armas solicitando preparación.

El Che había coordinado con Chang para integrarse a la guerrilla “Javier Heraud” que operaba en Ayacucho en esa época. Por situaciones que ya he relatado en otros artículos (https://republicaequitativa.wordpress.com/) los planes cambiaron y el Che optó por abrir el foco guerrillero en Ñancahuazú. Tal como anotó el Che en su diario de campaña, Cabrera llegó en marzo de 1967 al campamento inicial, en compañía del Chino Chang, del intelectual francés Regis Debray, el guerrillero huancaíno Lucio E. Galván Hidalgo (Eustaquio), Haidée Támara Bunke (Tania) y otros más.

El momento era tenso por la movilización policial que empezaba sus investigaciones por tierra y aire. En el relato de José Castillo Chávez (Paco) uno de sus compañeros, consignado por el investigador cubano Froylán Gonzáles, se lee:

“Negro se preocupaba por la salud de Joaquín (Jefe de la Retaguardia), de Alejandro y de Tania, le cuidaba las heridas y llagas que las “nigüas” (parásitos) le habían ocasionado. Negro y Tania se llevaban muy bien y conversaban mucho. Tania lo elogiaba como una persona muy amable…

 “Negro conversaba mucho con Alejandro, de muchos temas, los dos eran personas muy preparadas, inteligentes y cultas, Alejandro le hablaba de historia, de su familia, sus acciones revolucionarias. Negro hablaba de su familia, especialmente de su padre, que fue policía y por nada lo asesinan en Perú, por luchar contra el contrabando y la delincuencia, tuvo que emigrar a la Argentina…

“La fortaleza física del Negro era enorme, nunca se cansaba, se parecía un poco a Braulio, estaba entre los mejores caminadores. Ayudaba a sus compañeros, buen carácter, nunca se enojaba, muy bondadoso. Yo pienso que era uno de los mejores guerrilleros, trataba bien a todos, todos lo respectaban mucho. Un día dijo que su formación comunista la había adquirido en Argentina y su desarrollo político con los compañeros de un hospital de Santiago de Cuba donde trabajó. Era cardiólogo. Nunca escuché comentarios adversos contra él”.

El día que cayó fulminado por las balas enemigas, vestía su uniforme verde oliva. Su cadáver fue evacuado y expuesto al público para luego ser enterrado en secreto en las proximidades del hospital de Chorety. El 2 de marzo del 2000, el equipo forense multidisciplinario cubano encontró sus restos en las cercanías del cuartel de Choreti, en la ciudad de Camiri, siendo trasladados a Cuba y el 8 de octubre de ese año depositado en el Complejo Escultórico Ernesto Che Guevara de la ciudad de Santa Clara.

NegroEn este gran mausoleo histórico se encuentran los restos de los otros combatientes peruanos junto con los del Che y compañeros cubanos que como el Negro entregaron su vida por la noble causa de cambiar el sistema que oprime a la humanidad e instaurar la nueva sociedad de nuestros ideales. Ojalá que este sacrificio heroico de Restituto José Cabrera Flores, no quede en el olvido, ni en el gremio médico, ni en las promociones estudiantiles, ni en las nuevas generaciones de su barrio ni en el sentir de los revolucionarios del Perú, de Latinoamérica y del mundo.

¿Y ustedes qué dicen?

Agosto 2017