LA PATRIA PERDIDA

Escribe: Milcíades Ruiz

Ya empiezan a sonar las voces de la esquizofrenia comercial que nos inducen a festejar la independencia del Perú que encubre cierta falacia histórica. Es el poder de la dominación que nos convierte en zombis por reflejo condicionado haciéndonos actuar a conveniencia de intereses ajenos. Felices Fiestas Patrias, repetirán también los oprimidos ancestrales para beneplácito de los opresores, sin percatarse que es una celebración del aciago día en que se perdieron las esperanzas de recuperar la genuina patria ancestral. Esa patria era el Tahuantinsuyo.Asamablea Cotabam

A diferencia de otros países en que logran su libertad recuperando el dominio sobre su territorio ancestral desalojando al invasor, ello no ocurrió con la independencia del virreinato del Perú ni con el continente entero. Los invasores se adueñaron del territorio que pertenecía a la población autóctona y usurparon sus derechos, suplantándola en todo. Muchos somos los beneficiarios de esta injusticia pero el que calla otorga. Sabemos que no es verdad lo que nos enseñan desde niños y sin embargo, lo permitimos y hasta participamos del engaño. Eso no es honesto.

La independencia del virreinato del Perú no es lo mismo que la emancipación de la patria. No era que al fin de tres siglos de dominación los opresores dejaban el Tahuantinsuyo. No, eso no. Era la independencia de los invasores, que se separaban de España, su madre patria. La libertad era solo para los colonialistas pero no para los nativos que siguieron siendo sus vasallos. Los supuestos próceres de la independencia eran los mismos opresores coloniales que se pusieron el ropaje de “patriotas” republicanos. Estos, siguieron siendo propietarios de esclavos capturados en África y vendidos como animales salvajes. Estos humanos también perdieron su patria y jamás pudieron regresar a ella.

Pero los esclavistas y señores feudales hablaban de libertad (la de ellos solamente y no de todos). Los opresores se sentían oprimidos frente a los españoles peninsulares ignorando cínicamente la opresión que ellos ejercían sobre la población nativa y sobre los esclavos. Solo ellos, los colonialistas, tenían derecho a llamarse peruanos pero no los aborígenes a los que llamaban simplemente “indios” o “naturales”. Toda referencia a peruanos en la guerra de independencia del virreinato, se sobreentendía que se estaba hablando de los españoles sudamericanos y no de los nativos.

Hasta mediados del siglo XIX, en el Perú continuaron vigentes las leyes españolas, el tributo indígena y la esclavitud. Aun hoy, se pueden ver en Cañete, las rancherías de negros esclavos en el fundo “Arona” de los descendientes del prócer terrateniente Hipólito Unanue, secretario del virrey y representante de los realistas en las tratativas de armisticio con los delegados de la Expedición Libertadora. No obstante ser del campo enemigo, este “prócer” pasó a gobernar y presidir la Junta Gubernativa de la República

El idioma de los colonialistas dominadores fue declarado oficial en 1825, quedando de lado el idioma de la mayoría de la población, el quechua. El despojo de tierras de cultivo prosiguió con la república y las consiguientes rebeliones con derramamiento de sangre nativa. Los esclavos no fueron liberados por decreto de la república. Su libertad fue comprada por el Estado 33 años después de la independencia como si se tratara de un gran negocio para los esclavistas que recibieron el precio de cada uno de ellos, dando lugar a fraudes para obtener mayores montos de compensación. Los súbditos yanaconas de los señores feudales (gamonales) solo alcanzaron su independencia con la reforma agraria de Velasco.

Es verdad que no es bueno mirar el pasado con rencor. Pero tampoco ocultar la verdad histórica ni mantener latente las injusticias. No se pide venganza. No se pide discriminar a los discriminadores. El racismo es denigrante. Solo se pide compartir con equidad. El Perú es de todas las sangres se suele decir como una viveza para disimular una situación oprobiosa. Pero hay sangres con más derecho que otras y eso deberíamos reconocer. El derecho ancestral no debería ser sepultado.

En el Perú actual, las mayorías están bajo el dominio de una minoría. Los cholos mestizos constituyen la mayoría de la población, pero juntos con los que se consideran totalmente quechuas, aimaras y nativos de la selva suman el 80% de la población peruana, sin considerar los que han perdido el orgullo de su raza. Pero entonces, ¿por qué no permitir una mayor participación en las decisiones de gobierno a los peruanos ancestrales? Eso no está permitido en el régimen electoral vigente hecho a la medida de los dominadores.barras

Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) – Encuesta Nacional de Hogares.

Se ha avanzado bastante en materia de equidad sexual, pero nos falta mucho por avanzar en cuanto a equidad política como en equidad económica. Aún siguen gobernando y legislando los descendientes de Juan de la Torre, uno de los trece de la “Isla del Gallo”, como sucede en el actual Parlamento. Pero nunca es tarde para reivindicar lo nativo, con mayor derecho. Que no nos vengan con el contrabando de que Túpac Amaru II fue precursor de la independencia del Perú. No luchó por la independencia de sus opresores sino por liberar a sus compatriotas de la opresión de aquellos.

Muchos aborígenes tuvieron que refugiarse en la cordillera para huir de la mita colonial que obligaba a entregar la vida de un descendiente para que trabaje en la extracción mineral que era muerte segura. Se quedaron habitando allí durante la república como lugar seguro contra la extinción de la gente, hasta que aparecieron los terribles “mistis” depredadores de sus recursos naturales, con la misma ambición que los conquistadores, en complicidad con los gobernantes actuales. Ahora luchan por su suelo, por su agua, por su ecología, por sobrevivir ante el infortunio de una fatalidad histórica.

Entonces, es esos lugares, resulta humillante entonar el himno nacional oficial y desearles “Felices Fiestas Patrias” porque significa celebrar toda una historia de sufrimientos de la opresión que no se extingue. Ya ni siquiera se puede vivir tranquilo en la cordillera. La persecución ha llegado hasta el escondite histórico. Por su puesto, ellos no recibirán gratificaciones monetarias por Fiestas Patrias Eso no es para ellos dirán los dominadores.

Pero esta incomprensión está encarnada ya en nuestra cultura y hasta los izquierdistas como los de derecha miran al bicentenario de la independencia del virreinato del Perú, como una hazaña para celebrar a lo grande. Todo lo que se planea y se hace es “con miras al bicentenario”, olvidando las reivindicaciones ancestrales. ¿Por qué no aprovechar el bicentenario para reconocer por ley las reivindicaciones ancestrales traducidas en derechos ciudadanos? Por ejemplo: ¿Seguirá manteniéndose el veto para que los nativos no sean oficiales ni jefes de nuestras fuerzas armadas? ¿Seguirán sin derecho a cuotas de poder?

Demás está decir que ni aún los más favorecidos por el sistema de dominación imperante podrá decir que somos libres verdaderamente. El país ha perdido su soberanía, no tenemos independencia económica y estamos sometidos a una legislación internacional arbitraria. No podemos ayudar a Cuba y a Venezuela sin ser castigados con represalias onerosas de facto. La lucha por la independencia real tendrá que continuar.

Es probable que lo dicho no sea aceptable por quienes tienen una visión distinta a la mía. Me disculpo por el atrevimiento. No siempre se tiene la razón y lo acepto. Pero mis convicciones se mantienen firmes en cuanto a la equidad necesaria para superar injusticias.

Julio 2017

DISTINTOS ENFOQUES DE IZQUIERDA

Escribe: Milcíades Ruiz

(…)

“En este mundo traidor,
nada es verdad, ni mentira,
Todo es según el color
del cristal con que se mira”.

(Humoradas- Ramón de Campoamor)

Este antiguo verso de Ramón De Campoamor, sintetiza en cierto modo, una verdad del materialismo dialéctico. Todo es relativo. Tener presente la relatividad de nuestras apreciaciones nos ayuda mucho a ser racionales y a tener una mayor certeza en nuestras ideas. Viene al caso, el artículo “Vientos de ruptura en el Frente Amplio” publicado este 13 de junio en el diario La República, por uno de los mentores de la candidatura de la señora Verónika Mendoza y miembro de su equipo técnico electoral que nos da su versión al respecto.

1Todos tenemos una manera de ver los hechos desde una perspectiva particular siguiendo criterios predeterminados y ese enfoque constituye la base de nuestra opinión. Por ello, respetando la versión del articulista Nelson Manrique me atrevo a dar la mía sin rebatir la suya, reconociendo que hay otras opiniones probablemente más valederas. Los lectores sabrán sacar sus propias conclusiones.

En estos tiempos, los bloques unitarios solo tienen un objetivo electorero y por lo tanto son frentes ocasionales, transitorios nada más. Las circunstancias del momento pueden favorecer a un bloque dando la impresión de gran poderío, como ha sucedido con el bloque del Frente Amplio en las elecciones pasadas que, al truncarse las otras alternativas de izquierda quedó casi solo en la contienda, acaparando el grueso del electorado izquierdista. No había otra alternativa mejor.

Esta circunstancia especial en la izquierda y las maniobras de autoridades electorales para sacar de carrera a todo aquel indeseable que apareciera segundo en las encuestas, favorecieron el inesperado auge electoral del F. A. Estas circunstancias favorables dieron lugar a una sobrestimación de fuerza electoral. El FA no tiene realmente cerca de tres millones de partidarios. Pero la soberbia nubló la modestia: “Somos la segunda fuerza política del país” dijeron sus líderes. Cuando las aguas volvieron a su nivel tal espejismo se desvaneció.

Las circunstancias cambian y no son repetibles porque los procesos sociales no se detienen ni el tiempo tampoco. La lucha ecológica de los campesinos contra los depredadores mineros de Cajamarca generó liderazgos impensables. De no ser por esa lucha no lo tendríamos ahora de congresista al ex sacerdote Arana como tampoco Santos tendría la notoriedad y ambiciones que ahora tiene.

Si no hubiera sido por el repudiable gobierno de Fujimorí, ni Toledo habría sido presidente ni Ollanta Humala hubiera surgido como falso líder. Y si no hubiera sido por el apoyo venezolano y de la sobornadora ODEBRECH, tampoco Humala habría sido presidente ni la señora Verónika Mendoza, congresista. Y si Tierra y Libertad liderado por el ex sacerdote Arana no hubiese tenido el inocente desprendimiento político, tampoco la señora Mendoza hubiera sido candidata presidencial, menos lideresa de “Nuevo Perú”.

Así podríamos recorrer el pasado reciente y encontraremos siempre con que son las circunstancias del proceso histórico las que determinan situaciones políticas. Se atribuye exclusivamente a la señora Mendoza el éxito electoral del FA, desdeñando la ascendencia del señor Arana que solo es ambientalista sin ser claramente de izquierda. Pero la lucha ambientalista de los campesinos determinó que el Frente Amplio ganara las elecciones en todas las zonas mineras.

El señor Arana no era candidato presidencial ni estaba en los afiches electorales del FA y sin embargo “Tierra y Libertad” obtuvo la más alta votación sacando 11 congresistas. La entidad “Sembrar” de la señora Mendoza solo obtuvo dos curules. Partido socialista dos, Coordinadora Progresista 2, Independientes uno y reelectos dos. La diferencia es abismal y aunque la congresista Glave se separó posteriormente de T y L cuando aseguró su curul, sigue siendo este, el grupo mayoritario de la bancada congresal y el que tiene mayor cobertura orgánica en este bloque.

El ex pastor bíblico ha podido comprobar que los judas abundan entre los oportunistas políticos y para defenderse de quienes querían comérselo con zapatos y todo, tuvo que cerrar compuertas para evitar el desequilibrio de fuerzas que se veía venir con nuevas inscripciones promovidas por quienes querían desestabilizarlo, siendo defenestrado por los conspiradores golpistas que hasta ahora lo embarran con calificativos de impotencia.

La sobrestimación del papel de la candidata del FA en el éxito electoral llevó a creer que con la votación millonaria atribuida a exclusivamente a ella, sería mejor separarse de T y L, pues ya no lo necesitaban. Era mejor armar otro frente paralelo con el nombre de “Nuevo Perú”. Era necesario y daba la esperanza de un frente solo de izquierda. Pero esa soberbia minó los entendimientos y los enfrentamientos se fueron agudizando hasta llegar a la vía judicial y el triste espectáculo de la bancada congresal enfrentada por la expulsión de uno de sus miembros que pide ayuda de terceros para que resuelvan un asunto interno.

Arana había hecho eco a la derecha venezolana diciendo apresuradamente del gobierno de Maduro: “… apunta a fortalecer un comportamiento y una actitud sin duda autoritaria y dictatorial”. Ahora comprenderá lo que es sufrir en carne propia tal campaña cuando su otrora partidaria Marisa Glave lo acusa de manera similar diciendo: “Rechazamos tajantemente esta pretensión autoritaria de separar a un miembro de nuestra bancada de manera ilegal y con el fin de tener mayoría”.

Ella lo atacó públicamente para defender al congresista Arce del partido socialista que fue el único del FA que votó juntamente con la derecha fujimorista una moción congresal de solidaridad con la derecha venezolana y en la Comisión de ética se abstuvo en vez de defender, a sus compañeros de bancada acusados de apología al terrorismo. A este congresista se le acusa de haber sido designado candidato con firmas falsas en la región Apurímac y de su afinidad con el fujimorismo pues también votó a favor de declarar “Héroes de la Democracia” al comando fujimorista “Chavín de Huántar”.

Este enfrentamiento desprestigia a toda la izquierda porque para la prensa y para el público en general, no es el bloque del FA sino toda la izquierda la que está enfrentada desconociendo que este bloque mixto que incluye no izquierdistas, no es representativo de toda la izquierda. En estas condiciones, antes de este pleito ya el nivel de aprobación del desempeño de la ex candidata del FA, era solo del 30% y la desaprobación 56%, (IPSOS/ 11.06.17). Aunque estas encuestas suelen ser interesadas, sin embargo contribuyen a formar opinión pública.

Actualmente, las circunstancias han hecho que tengamos en carrera otro bloque unitario mixto denominado “Juntos por el Perú”-JPP, que incluye también a no izquierdistas, con reconocidos partidos de izquierda de mayor ascendencia política y cobertura orgánica que “sembrar” y “Nuevo Perú”. Entonces el frente Nuevo Perú y su lideresa pueden perder soga y cabra si se separan definitivamente de T y L en este momento. La bancada del F A eligió como vocero al congresista Arana pero este acuerdo es desconocido en la práctica por sus atacantes buscando protagonismo personalista

Después de todo, el futuro de estos frentes y partidos en carrera dependerá del desempeño de los líderes de estas agrupaciones. El pueblo, dará su apoyo al movimiento que más satisfaga sus expectativas y no necesariamente al más unitario. Un solo partido también puede lograr esto. Los partidos se fortalecen en la medida que adquieren arraigo popular y eso es lo principal. Aunque es beneficiosa la unidad, tampoco deberíamos desesperarnos si no hay condiciones. Bien sabemos que es mejor vestirse con tela nueva que hacerlo sobre la base de parches o remiendos, cada una de los cuales luchará por ubicarse en el mejor lugar.

Las circunstancias históricas hacen que actualmente tengamos un vacío de liderazgo institucional de izquierda con capacidad de atracción multitudinaria, pero eso es parte del proceso histórico, el mismo que también lo resolverá. Nos sigue faltando un movimiento netamente de izquierda que por sus propios méritos gane el respaldo popular sin injerencia de oportunistas. El proceso de luchas hará brotar ese liderazgo. El camino al socialismo es el más difícil porque remamos contra la corriente, pero precisamente luchar ante la adversidad por un ideal, es lo que enaltece a las personas. El camino fácil puede ser traicionero.

Como verán, mi versión es diferente lo que no quiere decir que sea mejor. Todos los enfoques no pueden ser iguales y el derecho a la discrepancia es uno que debemos preservar en nuestras filas. Las ofensas que reciba por mis equivocaciones las asumo. El tiempo es el mejor juez. De las discrepancias también se aprende.

Junio 2017

 

LOS AJUSTES SILENCIOSOS DEL DÓLAR

Escribe: Milcíades Ruiz

Suele decirse del desprevenido, que “se le pasea el alma” por el cuerpo y ni cuenta se da. Eso mismo podríamos decir de casi la totalidad de la población peruana que soporta muchos sufrimientos y lágrimas sin saber a quién echarle la culpa. No sabe lo que está pasando y las dificultades por las que atraviesa lo interpreta a su modo, dentro de su alcance cognitivo. Muchos acuden a la iglesia para pedir perdón, atribuyendo a sus pecados el castigo que sufre. Ignoran que, es el sistema de dominación el causante de su desgracia. Si lo supieran, lucharían por cambiarlo.

Las noticias dicen: “La FED subió la tasa de interés del dólar”. Nadie le presta atención porque supone que no es de su incumbencia. Pero sí, lo es. Las repercusiones de esta medida dispuesta en EE UU nos llegan de muchos modos inadvertidamente causándonos penurias diversas. Es que los pecados de los gringos los pagamos todos, sin tener culpa ni pecado alguno.

1a

Vivimos una etapa del desarrollo capitalista en el que, gran parte de nuestra vida depende de la situación financiera del dólar. Es que todos los negocios dependen del financiamiento para existir. Para emprender un negocio se necesita capital o dinero que es alquilado por los bancos y otras entidades financieras a un costo. Ese costo está compuesto por una tasa de interés mensual, gastos administrativos y riesgos. Es el costo del dinero prestado o alquilado y es controlado en nuestro país por el Banco Central de Reserva. Pero el costo financiero del dólar lo maneja la Reserva Federal de los EE UU (FED). Este costo está en todas las obras contratadas en dólares.

Los negocios internacionales tienen financiamiento en dólares y si el costo o precio de alquiler del dinero se eleva, ese aumento se traslada al precio de venta para no perder el margen de rentabilidad. Finalmente, es el pueblo consumidor el que lo paga. Así lo hace ALICORP, la empresa importadora que comercializa alimentos y todas las empresas importadoras en general. Pero si suben los precios, habrá menores compras y los negocios decaen. En cambio, si el costo financiero es barato, muchos se animan a emprender negocios porque el riesgo es menor. Los negocios entonces abundan y los precios bajan y la gente compra más.

Al aumentar la demanda de productos las fábricas elevan su producción, hay más empleo y al haber más ventas, aumentan también los ingresos del Estado. Hacia esto apuntan los gobiernos para tener una economía en constante movimiento. Si la economía pierde movimiento hay dificultades para todos, pues los negocios entran en lentitud o recesión. Si la economía se estanca o baja demasiado entra en crisis y en ese caso hay que declararla en emergencia. Se procede como si se tratara de un enfermo grave, sometiéndola a operaciones y cuidados intensivos para reanimarlo.

Eso fue lo que sucedió en EE UU cuando el financiamiento descontrolado derrumbó su economía. Se dieron créditos en abundancia sin poder recuperar el dinero prestado pero estando el capital financiero relacionado con toda la economía, causó caídas en cadena que debilitaron los negocios. Las pérdidas fueron gigantescas y siendo los bancos los pilares sobre los que se asentaba la economía norteamericana el derrumbe fue total. La caída del edificio económico de EE UU arrastró en su caída a todas las economías del mundo vinculadas a ella.

Ante esta crisis económica de gravedad, la economía norteamericana entró en emergencia y se le aplicó suero financiero para salvarla evitando mayor desastre en la población. El gobierno destinó ingentes fondos de salvataje y el Banco Central de EE UU (FED) redujo a cero, el costo financiero, para ayudar a que los negocios se recuperen. Pero esta ayuda era solo por emergencia, con cargo a ir retirándola a medida que los negocios vayan resucitando, pues es una carga de subsidios que iban reduciendo las reservas hasta ponerlas en peligro. Para conseguir fondos se pusieron en venta bonos del tesoro público con cargo a recuperarlos después.

Han pasado cerca de diez años desde que se desató la crisis económica y la FED considera que los negocios, el empleo y toda la cadena financiera de EE UU, han salido de la emergencia y están en recuperación. Consecuentemente, ha empezado a retirar progresivamente la ayuda financiera, elevando progresivamente la tasa de interés del dólar, en tramos de 0.25% para que nadie lo sienta. La última alza ha ocurrido la semana pasada, alcanzando ya 1.25%, que todavía es bajo en comparación con el costo del dinero en el Perú. Pero la FED seguirá aumentado el interés bancario del dólar hasta alcanzar el nivel adecuado para los gringos.

Ese reajuste del costo financiero del dólar hacia arriba, presiona por efecto dominó, reajustes en todos los negocios y en todo el mundo conectado al dólar. Consiguientemente, el encarecimiento financiero del dólar eleva los costos de los proyectos de inversión y todo aquel que tenga créditos en dólares tendrá que pagar con más soles. La deuda externa de nuestro país aumentará a costa nuestra pues todos los peruanos la pagamos. Muchos programas estatales vienen siendo financiados por el Banco Mundial y por el BID a los cuales hay que devolver el dinero prestado, más los intereses actualizados.

Estando nuestro país bajo la férula de EE UU, un aumento en el costo financiero del dólar obliga también a reajustar toda nuestra economía aunque por ser un aumento gradual el reajuste es silencioso. Esto viene sucediendo con los precios de los alimentos, insumos y otros artículos importados que utiliza la industria nacional. Por de pronto el temor hace bajar la demanda de dólares. Las entidades financieras también hacen sus reajustes y proyecciones en sus operaciones con dólares. Los ahorros en dólares se tornan más atractivos y los créditos en dólares menos solicitados. Con todo esto tiene que lidiar la política monetaria del BCR.

cdro1

Fuente: BCR

Son muchas las derivaciones y reajustes que se producen en nuestro país como consecuencia del encarecimiento financiero del dólar y aunque el narcotráfico inunda nuestro mercado monetario lavando dinero en todas las regiones y provincias, las amas de casa de la mayoría de la población se encuentra con que los precios en el mercado siguen subiendo, como también los artefactos importados y las herramientas tecnológicas que nos proveen los inversionistas extranjeros. Entonces compra menos, bajan los precios y la inflación baja pero el movimiento económico es vuelve lento. Toda la economía es impactada por este proceso y así lo vemos en el reporte del BCR de este mes  que se transcribe a continuación:

“El crédito al sector privado ha bajado 5,6 por ciento en comparación al 2016. Esta evolución del crédito responde a la moderación de la demanda interna (consumo e inversión privados), reflejados en la desaceleración del crédito a medianas empresas y crédito de consumo vía tarjetas de crédito. El crédito de consumo se ha venido desacelerando, pasando su tasa de crecimiento anual de 7,9 por ciento en abril de 2016 a 4,8 por ciento en abril de 2017.cdro2

Para el año 2017, se proyecta un menor financiamiento externo para el sector privado respecto al previsto en el Reporte de marzo por menores requerimientos de préstamos netos de largo plazo de los sectores financiero y no financiero, la cual se explica por una menor demanda de inversión.

La caída de la demanda interna en el primer trimestre de 2017 (1,1 por ciento), no observada desde el cuarto trimestre de 2009, se debió, en primer lugar, a la reducción del gasto público (11 por ciento).

En segundo lugar, el crecimiento del consumo privado (2,2 por ciento), el menor desde el segundo trimestre de 2009, reflejó la falta de dinamismo en el mercado laboral, la reducción de la confianza y el efecto riqueza negativo causado por los desastres asociados al Fenómeno El Niño Costero. En tercer lugar, la inversión privada, ya afectada por la finalización del ciclo de mega proyectos en el sector minero, recibió el impacto directo de la paralización y/o retrasos de grandes proyectos de infraestructura, que se estaban implementando bajo el esquema de Asociaciones Público Privadas, con lo que acumuló trece trimestres consecutivos de caída.

cdro3

cdro4

cdro5

cdro6cdro7

El ingreso real de la Población Económicamente Activa (PEA) ocupada disminuyó 4,2 por ciento en abril de 2017 y acumuló cuatro meses de caída consecutivas.  Para el año 2017, se ha revisado a la baja la proyección de crecimiento de la inversión del sector privado, de 2,5 a -1,8 por ciento, principalmente por la paralización de obras de infraestructura y por una caída de la inversión minera

Para el año 2017, se ha revisado a la baja la proyección de crecimiento de la inversión del sector público, de 11,0 a 7,0 por ciento, principalmente por el menor desempeño observado durante el periodo enero-mayo de 2017.

Como se puede apreciar en el reporte del BCR, la situación económica nacional se está deteriorando silenciosamente siendo necesario advertir y explicar a nuestro pueblo empleando métodos didácticos para que lo entienda y sepa por qué buscamos cambiar el sistema de dominación y por qué es necesario luchar para construir el poder popular.

Hacer ver que somos prisioneros del dólar y lo que decidan los gringos repercute en nuestra vida, en la perspectiva de gobierno y en nuestro futuro. El empleo depende de la expansión de inversiones y si estas se encarecen, entonces las posibilidades encontrar trabajo se reducen, la delincuencia aumenta y se pierden las esperanzas de mejoramiento social. Si actualmente tenemos dificultades económicas lo más probable es que la derecha gobernante no pueda cumplir sus promesas electorales ni mejorar el estándar de vida de los peruanos.

Es nuestra oportunidad para para demostrar que la derecha es incapaz de resolver los problemas nacionales porque ella defiende el sistema de dominación imperante y se parcializan con lo que haga EE UU.

Junio 2017

FELIZ AÑO NUEVO ANDINO El eco histórico que los políticos no oyen

Imagen

El día 21 de Junio tendremos la noche más larga del año y por consiguiente el día más corto del mismo. Quizá usted no lo sepa, pero hace más de 500 años ya lo sabían nuestros antepasados. Es el solsticio con el que se inicia la estación de invierno en nuestro país y marcaba el fin del año agrícola y el inicio del nuevo año. Había que festejar por las cosechas obtenidas y agradecer al sol por su inmensa ayuda en la obtención de alimentos y por el alumbramiento diario de la vida. Sin sol la vida es imposible, el sol abriga, cura enfermedades, madura los frutos, estimula reproducción y decide en todo.

Cómo no venerar al sol que nos trae la vida. Esta era la lógica de entonces. En agradecimiento al padre sol había que dedicarle honores y festividades. Pero también, pedirle que nunca los abandone. Con el solsticio de invierno se alejaba y, había que pedirle que regrese. El Inti Raymi o la fiesta del sol era como una celebración de año nuevo. En el hemisferio norte del planeta (Europa. EE UU, Rusia, etc., el solsticio de invierno ocurre el 21 de diciembre pero siendo nuestros dominadores de ese hemisferio fuimos obligados a regirnos por el calendario de ellos.

Alienados por siglos de dominación festejamos como año nuevo el fin de las cosechas europeas y el inicio de su año nuevo que es distinto al nuestro. Ellos, entran al invierno cuando nosotros entramos al verano. Sin embargo, festejamos el año nuevo con pinos y nieve artificiales animados por la publicidad comercial más que por un sentimiento social. Este ordenamiento mundial hace que nos olvidemos de lo nuestro y sigamos costumbres extranjeras teniendo que adaptarnos a ese calendario como patrón del tiempo para tener una sola medición. Así nos educan desde muy temprano. Y aunque septiembre sea el séptimo tenemos que decir que es el noveno mes.

Pero nada impide recordar la grandiosidad de nuestra cultura ancestral y rescatar los valores enterrados por la dominación. Nuestro planeta, se demora 365 días en dar una vuelta alrededor del sol, cada vuelta es un año más. Pero su recorrido lo hace de manea inclinada llagando a un máximo de inclinación el 21 de junio de cada año (23,5° de inclinación). Por esa razón el sol lo alumbra menos, lo que equivale a más horas a oscuras. Este hecho es lo que se conoce como solsticio de invierno ya que a la vuelta de su recorrido se acerca nuevamente al sol y el 21 de diciembre ocurre el solsticio de verano que es todo lo contrario.

Desde tiempos inmemoriales los pueblos andinos identificaron los equinoccios (cuando el día dura igual que la noche) y los solsticios, observando el entorno natural. Entonces elaboraron un calendario de estaciones climáticas, 13 meses, semanas o lunas, días y horas que les permitía una convivencia armónica con la naturaleza. Formaba parte de la cosmovisión andina. Si ustedes no se han dado cuenta, estos días oscurece más temprano. A las seis de la tarde ya está anocheciendo porque pronto llegaremos al solsticio de invierno a partir del cual, la oscuridad irá disminuyendo hasta igualarse con el día cuando llegue al equinoccio de primavera.

Con el año nuevo andino, las labores agrícolas entraban en descanso dejando que la tierra de cultivo recupere su fertilidad. Había que planificar el siguiente año agrícola y en agosto tener todo listo, esperando que la primavera traiga las primeras lluvias con las que germinarán las semillas colocadas anticipadamente en los surcos. Si las lluvias no llegan la producción agraria peligra porque a diferencia de otras actividades el proceso productivo agrario es meteorológico y se trabaja con seres vivientes, vegetales y animales, a los que hay que criar desde antes de la infancia, alimentarlos, cuidarlos para que se desarrollen libres de todo mal y den los frutos esperados. De esos frutos nos alimentamos todos, aunque algunos solo los conozcan en el mercado.

La agricultura prosperó en el Tahuantinsuyo más que en cualquier parte del mundo por la cosmovisión de nuestros antepasados y la economía estaba centrada en este rubro siguiendo una política de Estado en que los intereses comunitarios estaban por encima de los particulares. Todavía no habíamos entrado a la etapa industrial por nuestros propios medios cuando el proceso de desarrollo autónomo fue interrumpido por los conquistadores europeos para servir a intereses extranjeros. Nunca más se pudo recuperar la autonomía perdida.

En todo el territorio del incanato había celebraciones al inicio del año nuevo andino, quedando hasta la actualidad la festividad del Inti Raymi que se acostumbra hacerlo cada 24 de junio. En Chile, se ha oficializado esta fecha como: “Día Nacional de los Pueblos Indígenas”, en tanto que Bolivia ha decretado como feriado inamovible al 21 de junio de cada año con suspensión de actividades públicas y privadas, siguiendo el mandato constitucional.

Según la Carta Magna boliviana, la diversidad cultural constituye la base esencial del Estado Plurinacional Comunitario y la interculturalidad es el instrumento para la cohesión y la convivencia armónica y equilibrada entre todos los pueblos y naciones, en el marco del respeto a las diferencias y en igualdad de condiciones. “El Estado asume como fortaleza la existencia de culturas indígena originario campesinas, depositarias de saberes, conocimientos, valores, espiritualidades y cosmovisiones, siendo su responsabilidad fundamental preservar, desarrollar, proteger y difundir las culturas existentes en el país”.

Es verdad, el pueblo andino es uno solo en su diversidad y la añoranza por el pasado esplendoroso comparado con lo que sucede actualmente en los países de la cordillera de los andes revive el fuego de un sentimiento patriótico ancestral anhelando restaurar y reivindicar la cultura nativa sepultada como resto arqueológico por la cultura de nuestros dominadores. Vayan donde vayan por los países del territorio andino encontrarán ese sentimiento ancestral y la esperanza jamás perdida de recuperar el dominio de nuestro destino que nos arrebató la dominación extranjera.

Muchos no estarán de acuerdo con esto, ni con alentar utopías pretendiendo volver al pasado. Es verdad, pero allí está ese sentimiento, anidado en el corazón de la población andina aunque a muchos no les guste. No desaparece ni con los siglos. Todos saben lo mal que se encuentra el país pero no quieren mirar atrás. Pero los peruanos ancestrales si lo hacen y su presencia está creciendo en las ciudades, cargando consigo toda la rabia por la injusta postergación habiendo sido sus ancestros los dueños originales del territorio usurpado.

Si los políticos no entienden esto o, no quieren saber nada sobre el resentimiento nacional anidado entre la masa mayoritaria del pueblo, cometen un error al ignorarlo porque este embalsamiento podría explotar en cualquier momento como revolución social incontrolable. Prestarle atención a este fenómeno social es crucial. Es necesario abrir ya las puertas para que los peruanos ancestrales tengan cada vez mayor acceso al poder. Su participación en los destinos del país evitará desbordes sociales impredecibles. No esperemos el derramamiento de sangre del Estado Incaico como sucede actualmente en el Estado Islámico.

Por mi parte, creo que las aspiraciones ancestrales son compatibles con nuestra perspectiva de un mundo mejor, con un gobierno colectivo cada vez más representativo de las aspiraciones populares y que tenga el coraje de reducir las bruscas desigualdades sociales hasta alcanzar en el mediano plazo un sistema equitativo de convivencia.

¡“Feliz Año Nuevo Andino” llaqtamasikuna!

Junio, 2017

MUCHA DISTRACCIÓN, POCO TRABAJO

Imagen

Escribe: Milcíades Ruiz

La vida nacional discurre principalmente sobre la base de los escándalos por corrupción que aparecen en el primer plano de los medios de prensa y nos llevan de las narices a un estado mental que condiciona nuestro metabolismo. Todos los días tenemos una función de escándalos que acaparan toda nuestra atención, dejando de lado lo más importante de la problemática nacional. No podemos ser indiferentes ante la podredumbre del modelo gubernamental. Se va a cumplir un año desde que el nuevo gobierno asumió la conducción del país y sería bueno preguntarnos: ¿Cuánto hemos avanzado en mejorar las condiciones de vida nacional?

A esta altura del periodo gubernamental hay unanimidad en considerar que en muchos aspectos estamos peor que antes. Mejora nuestra condición de vida cuando tenemos mayores ingresos y por lo tanto mayor poder adquisitivo. Si esta condición la tuviera el grueso de la población peruana entonces diríamos que el país ha mejorado. No se trata de que mejore un sector como es el caso de ciertos exportadores y de muchos políticos que hoy gozan del triunfo electoral, sino de la mayoría nacional, sobre todo los olvidados de las provincias.

Cifras oficiales sobre la inflación, confirman esta apreciación pero la gente no sale a las calles a protestar porque los escándalos políticos no nos dejan ver lo que viene sucediendo en el manejo del país y a nadie le importa hasta que lo sufra. Pero hay preocupaciones que la izquierda no debería dejar pasar, porque ello significa sufrimiento para nuestro pueblo en los sectores más indefensos. Por ejemplo, muchos estamos asustados económicamente pero contentos de que los precios no suban. Pero si extendemos la mirada más allá veremos la luz roja. Los precios en el más allá tienen peligros que no vemos:

Como se puede apreciar en el gráfico, los precios han venido cayendo desde el año pasado y se mantienen bajos hasta ahora. En abril de este año hubo una caída de -0.26 y en mayo -0,42. Esta situación significa menores ingresos para los productores de alimentos que es el sector más numeroso, pero también para los productores de las demás actividades como es el caso del sector construcción que se traduce en desempleo de albañiles, técnicos, obreros de fábricas de materiales de construcción, transportistas, etc. Lo mismo podríamos decir de las angustias de los vendedores ambulantes, trabajadores de espectáculos, trabajadores independientes y microempresarios.

El asunto es que los precios caen cuando hay poca demanda debido a que la población pierde poder adquisitivo. A la inversa, a mayor demanda, los precios suben. Si el abastecimiento del mercado es normal y concuerda con la demanda del público los precios se mantienen en equilibrio sin mayor variabilidad. En este caso no hay mayor inflación de precios. También caen los precios cuando hay sobreabastecimiento del mercado. Pero si la oferta es normal y la demanda disminuye ocurre un desequilibrio que hace caer los precios. Baja la inflación pero algo está pasando, para que la gente deje de gastar.

Mantener el equilibrio razonable de los precios es tarea del Banco Central de Reserva, incluyendo los precios monetarios. Pero el BCR tiene que actuar sincronizadamente con el manejo administrativo del Estado, ya que las medidas gubernamentales pueden hacer subir o bajar la inflación de manera incontrolada desbalanceando la oferta y la demanda. Por ejemplo, un demagógico aumento de salarios puede provocar un efecto dominó haciendo subir los costos que, perjudica la rentabilidad y desalienta la inversión. La corrupción puede condenar por décadas a la gente cobrando peajes por todos lados con lo cual, le quita poder adquisitivo, haciendo caer la demanda y los precios.

En suma, si nuestros ingresos de dinero aumentan podremos comprar más y a mayor demanda haremos elevar los precios. Por el contrario, si los ingresos se estancan o disminuyen la demanda será menor y los precios bajarán porque la oferta es mayor. Por su puesto que todos queremos tener mayores ingresos y eso significa mayores precios o mayor inflación. Entonces en el arte de gobernar tenemos que tener las alternativas de solución apropiadas para que el país prospere mejorando ingresos sin que la inflación haga perder el ritmo del crecimiento. El manejo de la economía tiene que ser equilibrado y concordante con las metas de desarrollo.

La izquierda tiene ese reto de luchar por el pueblo combatiendo a la derecha con planteamientos factibles. Queremos mayores ingresos especialmente para la población más necesitada pero con fórmulas económicas de crecimiento sostenible. Que no nos injurien por ser simples revoltosos sin fundamento. Tenemos que ganarnos el respeto político por la calidad de nuestras alternativas. Hay muchas maneras de mejorar las condiciones de vida de la población mejorando sus ingresos de manera sostenida sin tener que engañar a la gente con programas sociales.

Una de las formas es rentabilizar los negocios de la población de menores ingresos y ello se consigue por ejemplo elevando productividad y vendiendo al mercado exterior donde hay mayor poder adquisitivo, evitando así el sobreabastecimiento local que hace caer los precios, la rentabilidad y las inversiones. Pero ojo, elevar la productividad con la más alta tecnología de punta, puede llevar a la ruina si los precios caen. Si en el mercado interno no hay rentabilidad debido al bajo poder adquisitivo de la clientela, entonces habrá que buscarla en otros países y traer al país el dinero que nos falta.

Para la derecha, la inversión extranjera que depreda nuestras riquezas naturales es la solución. Esa es la visión del presidente Kuczynski que ruega por China, EE UU y otros países, que inviertan en el país por favor, sin darse cuenta de la potencialidad del país en rubros aún no explotados debidamente y que pueden por sus propios medios sacar al Perú de la situación en que se encuentra. Tal es el caso de la agropexportación que, en plena crisis incrementa sus ventas al exterior aun cuando los agricultores exportadores no llegan ni al 1% de los productores.

LAS EXPORTACIONES NO TRADICIONALES HAN CRECIDO A UN RITMO PROMEDIO DE 7,4 % EN LOS ÚLTIMOS DIEZ AÑOS (BCR) POR INICIATIVA PRIVADA SIN SER ESTRATEGIA NACIONAL.

Un solo producto, el café peruano, al que el gobierno no le presta atención, triunfa como el mejor del mundo en calidad y aporta miles de millones de divisas cada año. Esta línea de producción no es explotada estratégicamente como puntal del desarrollo nacional y así como este producto tenemos centenares de productos con ventajas ecológicas desaprovechados como fuentes de capitalización y crecimiento.

Pero estamos en una situación en que, la falta de liquidez de la población peruana hace caer la demanda y eso repercute también en una baja de ingresos fiscales. Si bajan los precios, baja el IGV y la recaudación de ingresos estatales. Por el contrario, a mayores ingresos la gente podrá comprar más y al aumentar la demanda hay más producción y empleo como también más cosecha de IGV, más ingresos estatales, mayor PBI y crecimiento. Los países desarrollados tienen un alto costo de vida pero disponen de inmensos ingresos estatales para crecer y compensar desequilibrios.

El BCR estima un aumento del déficit fiscal para el 2017 -2018 que se irá reduciendo en años posteriores pero si las condiciones no mejoran el déficit nos pondría al borde del precipicio. Sin embargo, el BCR persiste en mantener una inflación ajustada a la baja en vez de expandir inversiones, con estímulos financieros. Tiene esperanzas en que la producción no primaria (Industria) será el motor de la recuperación económica. Las proyecciones inflacionarias del BCR y sus proyecciones sobre la marcha de nuestra economía son como se muestra en los gráficos correspondientes.

 

Pero la economía peruana por su bajo nivel de desarrollo industrial y por carecer de diversificación es dependiente del mercado internacional de productos minerales. El mundo está en recesión económica y si no hay mejora en los precios de los productos mineros la recaudación presupuestal seguirá estancada. Mientras no haya recuperación económica de nuestros compradores seguiremos orando para que nuestros depredadores no se mueran y nos sigan devorando. Pero las perspectivas no son alentadoras todavía.

La producción y exportación de cobre ha mejorado porque nuestros depredadores expropiadores lo están llevando para su uso, pero todavía no son significativas. Cada mes que pasa el Banco mundial disminuye sus expectativas de crecimiento global y local. Por todas estas razones, podemos afirmar que hasta la fecha, la derecha gobernante viene fracasando y causando daños a la economía popular, lo cual repercute en el desprestigio tanto de la derecha legislativa como la derecha ejecutiva. Pero entonces, corresponde a la izquierda, dar el combate en condiciones favorables para repotenciarse y crecer como alternativa política.

Hay mucho campo para trabajar en esta perspectiva porque el fracaso del gobierno no es solo económico sino multisectorial. La ineptitud gubernamental está presente en el sector transportes y comunicaciones, en el agrario, industrial, construcción, comercio y en sectores sensibles como el de los derechos humanos, salud, justicia, programas sociales, seguridad ciudadana y más. Pero tenemos que reunir pruebas contundentes y exhibir alternativas viables con enfoque de izquierda que nos diferencie claramente de la derecha.

Naturalmente, se requiere de esfuerzo y dedicación. Para la izquierda no hay nada fácil porque remamos contra la corriente, pero es el precio que hay que pagar para recuperar la prestancia como alternativa política. Es muy fácil reunirse alrededor de una mesa y hacer frentes por doquier sin salir de la comodidad particular pero lo que se necesita es mucho trabajo fuera de Lima.

Es de esperar, que los economistas de izquierda nos puedan dar mayores luces sobre lo que viene pasando en la economía nacional y puedan darnos consejos para enarbolar banderas políticas apropiadas. Pero que no se queden en generalidades como decir que la solución es el cambio de modelo sin presentar un modelo alternativo concreto. Decir que tenemos que ir a la diversificación productiva sin proponer alternativas viables, no ayudan a levantar banderas para nuestra labor política. Necesitamos armas de lucha para recuperar la confianza popular. Sin trabajo no esperemos que la dicha llegue sola. Salvo mejor parecer.

Junio 2017

POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS

Parafraseando un pasaje bíblico podríamos decir: “Por sus hechos los conoceréis”. Este antiguo proverbio es de gran utilidad en el ámbito político donde abunda la demagogia y las poses falsas para encandilar a la gente. Viene al caso la declaración de un congresista del Frente Amplio, procedente del partido socialista, cuyo nombre no es lo que interesa sino los hechos, pues nos permiten polemizar sobre el concepto de izquierda que manejamos de distinta manera.

En amplia entrevista promocional en el diario UNO del 19 del presente, se le preguntó: ¿Usted se considera un congresista de izquierda? A lo que contestó: “Por supuesto, y de profundas convicciones: y soy hombre de izquierda porque siempre me ha indignado ver la injusticia y el abuso en todos lados”. Entonces, tenemos aquí una discordancia haciendo que se le crucen los chicotes a sus seguidores pues los hechos de este congresista no concuerdan con sus palabras.

¿Cómo es esto? Presume ser de izquierda pero repite lo que dice la derecha pro imperialista contra Maduro y vota con la derecha en una resolución del Parlamento de solidaridad con la oposición al gobierno venezolano. Dice ser de izquierda pero vota con la derecha la propuesta de declarar “héroes de la democracia” al comando militar del fujimorismo “Chavín de Huántar”. Vaya uno a saber qué entiende por izquierda este dirigente político mentor del movimiento “Nuevo Perú”.

En las imágenes que nos coloca ante los ojos la prensa cómplice de las maniobras contra el gobierno de Venezuela sobre las marchas de protestas, no se observan sin embargo, gremios de trabajadores sindicalizados ni campesinos, ni organizaciones populares que serían los más lastimados por un régimen dictatorial. ¿No es esto, evidencia suficiente para darse cuenta de que no es tan cierto lo que nos informan? O, hay incapacidad en la izquierda para darse cuenta de esta jugada derechista. Al gobierno de Velasco se le hizo casi lo mismo en complicidad con el partido aprista pero no prosperó y sus enemigos tuvieron que buscar otra vía para derrocarlo.

Son muchos los ejemplos de políticos que hacen alarde de sus posturas pero son los hechos los que definen su verdadera vocación. Los cuatro últimos presidentes de la república se rasgaban las vestiduras diciendo que luchaban contra la corrupción. Estas eran meras palabras pero en los hechos es todo lo contrario. Se destapó la olla y allí estaban los facinerosos acompañados de otros líderes mermeleros. Muchos políticos inescrupulosos fingen con cinismo increíble y solo nos damos cuenta de ello a la hora de la verdad cuando ejercen labores de gobierno estando en el legislativo y ejecutivo.

Los camaleones tienen esa virtud de mimetizarse para lograr sus objetivos. Eso mismo, hacen los camaleones políticos pues se tiñen del color del entorno ideológico, repiten el léxico doctrinario, enarbolan las consignas populares, simulan radicalismos y hasta osan liderar agrupaciones para negociar representaciones. Pero tampoco se puede aventurar calificativos de buenas a primeras, ya que muchos actúan de buena fe aunque equivocadamente y solo el tiempo prudencial nos permitirá conocerlos mejor a través de sus hechos.

Claro que toda persona tiene derecho a pensar y obrar como mejor le parezca respetando o no, el marco ideológico. Es su manera de responder a una problemática y deberíamos respetar su posición aunque no la compartamos. Solo hay que medir sus intervenciones para esclarecer confusiones sin presionarlo indebidamente porque en definitiva serán los hechos los que nos dirán hasta qué punto podemos contar con ellos. Ya está. No deberíamos por lo tanto, ofender a nadie por pensar de manera diferente. Respetos guardan respetos. El sectarismo es el peor enemigo de la izquierda.

Pero, ¿a qué viene todo esto? A que tenemos confusiones respecto a lo que se entiende por izquierda y muchos conceptúan que el Frente Amplio es una agrupación de izquierda. Eso no es exacto y los enfrentamientos internos lo dicen porque no es lo mismo un frente de izquierda que uno combinado con derechistas aunque los presentemos como “progresistas”. No obstante, se siguen formando frentes políticos multicolores y no sólo de izquierda, pues las circunstancias así lo determinan.

Los promotores son conocidos porque no es la primera vez que lo hacen. Ya han fracaso en lo mismo y aun teniendo la experiencia con Humala, con el Frente Amplio y otros frentes, insisten en asirse a membresías ajenas solo por carecer de escudo propio. Bueno, pero esa es una opción legítima amparada por el fraudulento régimen electoral que permite el “vientre de alquiler” y para muchos, por encima de todo, hay que ser prácticos. Esto era lo que decían los líderes apristas cuando su partido era de izquierda pero los hechos de esa lógica los llevó a la claudicación sin moral.

Debemos considerar sin embrago que presentarse con una careta prestada es en cierto modo un fraude contra la fe pública y la izquierda pierde identidad para camuflarse bajo las banderas de un frankenstein no natural. Estos son los hechos que definen la calidad política de los representantes de una izquierda que ha venido perdiendo credibilidad precisamente por sus actos. Nadie imaginó que los ultras de ayer terminarían arriando sus banderas entregándose sin dignidad. Frente a ello, surge la necesidad de ir al rescate de la izquierda recuperando sus valores ideológicos y su accionar auténtico.

No es una tarea fácil ni podemos esperar dividendos inmediatos. Muchos desean disfrutar ya de sus habilidades histriónicas por cuenta del Estado y prefieren un trabajo electorero de pronto resultado en beneficio personal principalmente. Pero no se trata de un reto personal sino de una misión social que está por encima de lo electoral. Si se han perdido los objetivos ideológicos no tendremos un rumbo definido y estaremos a la deriva sin saber a dónde ir. Entonces hay que retomar el rumbo por el que han muerto ya muchos precursores del socialismo peruano.

¿Y qué significa ser de izquierda? ¿Hay una sola izquierda o hay tonalidades diversas? Independientemente del origen histórico de este vocablo político extraigo a colación el gráfico de mi libro “Trazos para una República Equitativa” al desarrollar el tema sobre Fisiología Política. Como se puede apreciar, en un plano geométrico horizontal de 180°, se juntan en el centro dos ángulos de 90°, determinando una línea fronteriza entre el lado derecho y el izquierdo.

Es fácil deducir que en los extremos opuestos tenemos la ultra izquierda y la ultra derecha. A partir del centro hay diversas posiciones hacia la izquierda y hacia la derecha. Son muchas las variantes que hay en cada lado, desde las más moderadas hasta las más radicales. Los que están cerca de la frontera son los más propensos a emigrar al bando contrario de manera ocasional mayormente. A los moderados de la derecha se les dice ahora “progresistas” para diferenciarlos.

En las variantes de izquierda están los socialistas en diverso grado y los que no lo son. Si hay convicciones sólidas como sucede con quienes se guían por los principios del materialismo científico no habrá duda de que se mantendrá leal y honestamente en la izquierda. Pero en todo caso, este esquema visual es solo eso. Nada es estático y las movilizaciones dependen de muchos factores condicionantes. Nada es absoluto ni definitivo en la dialéctica de la vida. De manera ocasional puede haber coincidencias no estructurales con las propuestas no izquierdistas pero en lo fundamental no es ético claudicar. Nuestro deber es ser consecuente con nuestros ideales doctrinarios.

Es verdad que las injusticias y abusos indignan, pero ello no es determinante para considerarse de izquierda como afirma tal congresista, porque no tenemos esa exclusividad. Muchas personas de derecha también tienen sentimientos similares y hasta luchan contra esos males siempre que no afecten el sistema que los ampara, y grupos políticos de derecha propugnan programas sociales con esos argumentos. Kuczynski se indigna por la injusticia en salubridad, pero no por ello es izquierdista, como tampoco lo era la misionera Teresa de Calcuta.

Lo que distingue a un izquierdista es su ideología respecto al sistema de dominación imperante propugnando un cambio en la estructura que condiciona los males sociales que son producto de su funcionamiento. Esta visión no es por susceptibilidad lastimera simplemente, sino por la toma de consciencia de que esos males son sistémicos y que no hay manera de eliminarlos sino cambiando la estructura que los origina. Esto es lo fundamental aunque haya discrepancias en las maneras de lograrlo.

Por el contrario, los grupos sociales beneficiarios del sistema aspiran a que se conserve y se perfeccione sin cambiar su naturaleza estructural. Esta divergencia entre conservadores y renovadores se repite en todo el pasado histórico y los hechos nos dicen que siempre triunfan las fuerzas de la renovación. Por ello fue que el capitalismo derrotó a la monarquía como en su momento el capitalismo será también derrotado por su negación enarbolando las banderas de mejores condiciones de bienestar humano. Abolir el sistema de dominación vigente es una aspiración de las clases sociales dominadas y quienes promueven el cambio de sistema son claramente izquierdistas.

Si estamos claros en ello, podremos ver los intereses que se mueven tras los sucesos políticos en nuestro país y en el mundo en esa lucha histórica. Podremos interpretar con mayor acierto las jugadas de la derecha en colusión con las empresas de la prensa, podremos protegernos de las influencias manipuladoras de la derecha y defender mejor los intereses populares. En ese sentido, será de gran ayuda fomentar el conocimiento doctrinario y técnico en nuestras filas, abriendo los espacios de diálogo y aprendizaje sobre todo para las jóvenes generaciones.

Soy consciente de que lo dicho líneas arriba tiene mucho de polémico, pero asumo el costo. La ilusión es motivar reflexiones y extraer algo de utilidad para avanzar en nuestras aspiraciones. Después de todo, así como hay un esquema horizontal de la fisiología política también hay el esquema vertical en el que, en su parte baja las maquinaciones políticas casi no existen pero a medida que ascienden hacia las cúpulas se empoderan progresivamente hasta convertirse en lo principal.

Mayo 2017

APOLOGÍA DEL TERRORISMO

 

En el proceso histórico de la sociedad aparecen fenómenos sociales caracterizados por el encono irracional entre grupos humanos en razón de sus ideas. Siempre las ideas conservadoras son opuestas al cambio pero cuando esta lucha se torna fanática la irracionalidad extrema se convierte en salvajismo. Luego viene la reacción en sentido contrario que puede llegar también al extremo salvaje. Este péndulo histórico ha causado dramáticos episodios de barbarie que avergüenzan a la humanidad.

La historia registra pasajes de la persecución de los cristianos difamándolos como herejes a las creencias oficiales. Pero cuando el cristianismo se posesionó del poder, emprendió feroz persecución de los herejes a las creencias de esta religión estableciéndose en Europa y las colonias americanas el Tribunal de la Santa Inquisición, cuyos crímenes en nombre de Dios nos parecen ahora extremadamente abominables. Muchos fueron quemados vivos solo por difamación.

Pero tan indignante como la persecución religiosa por fanatismo extremo es la persecución política extrema. La ideología Nazi llegó a desarrollar un terrorismo antisemita difamándolos en todo aspecto. La persecución no tuvo límites y las atrocidades genocidas fueron extremas. Pero luego vemos a los judíos actuar despiadadamente contra sus enemigos de manera irracional difamando a los palestinos y así podríamos seguir mencionando muchos otros casos históricos de antagonismo irracional pendular con su secuela de encono y crímenes por difamación.

En nuestro país hemos pasado por muchas persecuciones políticas desgarradoras con muchos asesinatos de por medio, proscripción de partidos políticos, deportaciones, fusilamientos masivos, ejecuciones extrajudiciales y muchos crímenes irracionales como el fusilamiento de niños. La venganza política siempre lleva a la irracionalidad y esta venganza genera la venganza opuesta igualmente irracional. No basta con hacer sufrir al enemigo político sino por extensión, a los padres, cónyuge e hijos que sin tener culpa alguna purgan castigos abominables.

El 18 de mayo se cumple un aniversario más de la ejecución de Túpac Amaru II, su familia y dirigentes de su movimiento político. Transcribo algunos párrafos de la sentencia para hacer notar la irracionalidad con que fue juzgado:

SENTENCIA EXPEDIDA CONTRA TÚPAC AMARU II

En la causa criminal, que ante mi pende, y se ha seguido de oficio de la real justicia, contra José Gabriel Tupac Amaru, cacique del pueblo de Tungasuca, en la provincia de Tinta, por el horrendo crimen de rebelión o alzamiento general de los indios, mestizos y otras castas, pensado más ha de cinco años, y ejecutado en todos los territorios de este virreynato y el de Buenos Aires, con la idea (en que está convencido) de quererse coronar señor de ellos y libertador de las que llaman miserias de estas clases de gentes, que logró seducir (…..)

FALLO, atento a su mérito, y a que el reo ha intentado la fuga del calabozo en que se halla preso, por dos ocasiones(…) las depravadas inclinaciones de dicho reo José Gabriel Tupac Amaru, teniéndolos alucinados, sumisos, prontos y obedientes a cualquier orden suya; que ha llegado los primeros hasta resistir el vigoroso fuego de nuestras armas, contra su natural pavor; y les ha hecho manifestar un odio implacable a todo europeo, o toda cara blanca, o Pucacuncas, como ellos se explican haciéndose autores, el y estos, de innumerables estragos, insultos, horrores, robos, muertes, estupros, violencias inauditas, profanación de iglesias, vilipendios de sus Ministros, escarnios de las más tremendas armas suyas, cual es la excomunión, contemplándose inmunes o exceptos de ellas, por asegurárselo así, con otras malditas inspiraciones el que llamaban su Inca; (…) Considerando, pues a todo esto, y las libertades con que convidó este vil insurgente a los indios y demás castas para que se le viniesen, hasta ofrecer a los esclavos la de su esclavitud; (…) y mirando también a los remedios que exige de pronto la quietud de estos territorios, el castigo de los culpados. La justa subordinación a Dios, al Rey, y a sus Ministros, debo condenar y condeno, a José Gabriel Tupac Amaru, a que sea sacado a la plaza principal y pública de esta ciudad, arrastrado hasta el lugar del suplicio, donde presencie la ejecución de las sentencias que se dieren a su mujer Micaela bastidas, sus dos hijos Hipólito y Fernando Tupac-Amaru, a su cuñado Antonio Bastidas, y algunos de los otros principales capitanes y auxiliadores de su inicua y perversa intensión o proyectos; los cuales han de morir en el propio día, y concluidas estas sentencias, se le cortará por el verdugo la lengua, y después amarrado o atado por cada uno de sus brazos y pies, con cuerdas fuertes y de modo que cada una de estas se pueda atar o prender con facilidad a otras que pendan de las cinchas de cuatro caballos, para que puesto de este modo, o de suerte que cada uno de estos tire de su lado, mirando a otras cuatro esquinas o puntas de la plaza. Marchen, partan o arranquen a una voz los caballos, de forma que quede dividido su cuerpo en otras tantas partes; (…) su cabeza se remitirá al pueblo de Tinta, para que, estando tres días en la horca, se ponga después en un palo, a la entrada más pública de él; uno de los brazos al de Tungasuca, en donde fue cacique, para lo mismo; y el otro para que se ponga y ejecute lo mismo en la capital de la provincia de Carabaya; enviándose igualmente, y para que se observe la referida demostración, una pierna al pueblo de Livitaca, en la de Chumbivilcas, y la restante al de Santa Rosa en la de Lampa, (…) que las casas de este sean arrasadas o batidas y saladas, a la vista de todos los vecinos del pueblos o pueblos adonde, las tuviera o existan; que se confisquen todos sus bienes, (…) al propio fin se prohíbe, que usen los indios los trajes de su gentilidad, y especialmente los de la nobleza de ella, que solo sirven de representarles los que usaban sus antiguos Incas, recordándoles memorias, que nada otra cosa influyen, que el conciliar odio y más odio a la Nación dominante; fuera de ser su aspecto ridículo y poco conforme a la pureza de nuestra Religión; pues colocan en varias partes de él al Sol, que fue su primera deidad; (…). Con el mismo objeto se prohíbe absolutamente, el que los indios se firmen Incas, como que es un dictado que le toma, cualquiera, pero que hace infinita impresión en los de su clase; mandándose, como se manda, a todos los que tengan árboles genealógicos (…). Finalmente queda prohibida, en obsequio de dichas cautelas, la fábrica de cañones de toda especie, (…) Así lo proveí, mandé y firmé por esta mi sentencia definitivamente juzgando.-

José Antonio Areche. Visitador General de los Tribunales de Justicia y Real Hacienda.

En el Cusco a 15 de Mayo de 1781. (La sentencia se ejecutó el 18 de mayo de 1781)

Este aniversario es omitido por la oficialidad como hecho histórico pero Túpac Amaru II está viviente en la memoria del pueblo y pase lo que pase, su nombre estará siempre latente en la rebeldía popular y saldrá a flote como estandarte político de cada rebeldía porque representa el espíritu indomable del pueblo andino. Su nombre no puede asociarse al terrorismo sino a la aspiración de justicia social.

Pero la aberración jurídica de criminalizar el derecho universal de libertad de pensamiento y de opinión como “Apología del Terrorismo” puede conducir a otras aberraciones irracionales como se hizo en el gobierno de Fujimori de condenar a un chileno como traidor a la patria y llevarnos a restablecer la Santa Inquisición Política, utilizando la difamación por simple venganza. La intolerancia conduce a la alucinación política y a un estado de psicosis como la que imperaba con el macartismo que pretendió criminalizar la sátira humorística investigando a Charles Chaplin como comunista.

Todos repudiamos el terrorismo y mucho más los movimientos de lucha popular que siempre lo han combatido a través de la historia por ser irracional. Pero tampoco podemos llevarnos por las tergiversaciones que criminalizan la protesta popular y las difamaciones de tomar las discrepancias como señal de simpatía con el terrorismo. Llamar terrorista a todo luchador social y a todo militante de izquierda es una difamación.

Pero hay que dejar en claro que el terrorismo no es una doctrina sino un método represivo que lo practica en mayor proporción los organismos militares y policiales. La Comisión de la Verdad y entidades internacionales imparciales destacan tanto el terrorismo de los rebeldes como el terrorismo de Estado. Entonces no se puede legislar parcializadamente siendo juez y parte. Se sanciona el hecho, se sanciona el terrorismo cualquiera sea el agente ejecutor y no solo a una de las partes y peor aún, involucrando a terceros por pura difamación.

Tan irracional como el terrorismo es el antiterrorismo ciego. Está demostrado que las fuerzas armadas y policiales cometieron repudiables actos de terrorismo de manera institucional. Pero no por ello vamos a decir que cometen apología del Terrorismo de Estados los políticos de derecha que alaban o rinden homenaje a militares y policías. Está demostrado que el terrorismo de Estado fue política del gobierno bajo el mandato de Fujimori motivo por el cual está condenado. Pero se pide indulto solo para el jefe del terrorismo de Estado en tanto que se califica como apología del terrorismo cuando lo piden para el jefe del otro terrorismo.

Ni las fuerzas armadas ni las policiales actúan por sí solas ni lo hacen por convicción. Lo hacen obedeciendo órdenes superiores y la aplicación institucional del terror como política de Estado es responsabilidad del gobernante. Esta ha sido la característica del fujimorismo gobernante y ahora que gobierna el congreso ha denunciado a parlamentarios del Frente Amplio como apologistas del terrorismo a pesar de que estos, condenan el terrorismo. Esto constituye un abuso de poder de una mayoría despótica.

Entonces estamos entrando a una situación en que vamos a tener un Estado Policiaco y pasar a todos los dirigentes políticos, sociales y gremiales, intelectuales, periodistas y más, a Seguridad del Estado bajo la acusación de apología del terrorismo. Estamos a tiempo de impedir que tal situación se configure antes que se torne incontrolable. Ojalá hubieran pronunciamientos de las organizaciones populares y partidos de izquierda. Se repite el mismo error de quedarse callado mientras el totalitarismo no los afecte directamente. Pero se orinarán de miedo cuando la persecución los alcance. Será muy tarde.

Mayo 2017