DÍA DE LA MADRE PARA LOS SOCIALISTAS

Escribe: Milcíades Ruiz

No hay una madre que sufra tanto como las involucradas en las luchas por la liberación de la opresión humana. La historia las ignora por no convenir al Estado de Derecho de los opresores. Para estos, lo que interesa es el lucro que se obtiene haciendo del Día de la Madre un gran mercado envolviendo a los oprimidos en la borrasca neurológica comercial. Conocen nuestra sensibilidad y manejan nuestros sentimientos en provecho de sus intereses. Por supuesto, la madre es la adoración de todo ser vivo y lo tiene muy merecido.

bgt.png

Pero si tenemos capacidad de reacción desalienante quizá podamos dar a esta conmemoración un sentido más humano a pesar del eco comercial. Toda madre lucha por sus hijos en todos los aspectos de la vida pero hay muchas que lo hacen además por una convicción ideológica como sucedes con las madres socialistas. Podemos considerar entonces, el inconmensurable amor maternal de las madres que resueltamente participaron tomando las armas en la lucha por la liberación de los pueblos, en la resistencia, en la clandestinidad, en el destierro.

Pero también de aquellas que resultaron involucradas sin quererlo, en la lucha contra la opresión que emprendieron sus esposos e hijos. Es indescriptible el sufrimiento que les ocasionamos cada vez que nuestros ideales nos llevan a una lucha sangrienta contra el poder de los opresores. La angustia por el hijo o por la hija, empeñados en luchar con el cambio revolucionario les va quitando la vida de a pocos como una tortura interminable.

Conforme al Estado de Derecho virreinal, Micaela Bastidas, esposa de Túpac Amaru II, fue condenada a presenciar la horca de su hijo Hipólito, luego a ella se le cortó la lengua y como el torno de fierro no podía ahorcarla completamente por tener el cuello delgado, fue menester que los verdugos, echándole lazos a la garganta tiraran de una y otra parte, dándole al mismo tiempo patadas en el estómago y pechos, para acabarla de matar. Fue el costo de la lucha contra la opresión virreinal.

Pero también, en la opresión republicana tenemos muchos ejemplos de madres abnegadas que sufrieron la crueldad de los poderosos, muriendo en la lucha por los derechos de los oprimidos, en la lucha por la tierra, por mejores condiciones de trabajo, por una vivienda en los cerros, por el agua, por la democracia y contra las inversiones contaminadoras.

El 15 de Mayo de 1963, la madre del poeta guerrillero Javier Heraud, recibió la cruel noticia de la inesperada muerte de su hijo, en una balacera en Puerto Maldonado. Es de imaginarse el shock emocional que invadió todo su ser y el lastre anímico que cargó hasta la muerte. Ignoraba que Javier había tomado las armas para emprender una revolución socialista para nuestra patria. Pero en silencio también, estaban las otras madres de sus compañeros que presintiéndolo todo sufrían y rogaban al cielo para que sus hijos ausentes no estuvieran en las mismas andanzas.

En Enero de 1966, a la madre de Luis Zapata Bodero, le llegó la triste noticia de la muerte de su hijo, en la guerrilla. Después de ahogar su llanto, nos dijo: “Hay que continuar la lucha”. Son los costos de la lucha por el socialismo. Y cómo no entender el calvario de las madres que tienen un hijo o una hija, presos y perseguidos por sus ideales de justicia social. Cómo no condolernos de las madres de revolucionarios ejecutados extrajudicialmente, sin tener siquiera sus restos ni una sepultura para llevarles flores.

Valga la ocasión entonces, para reconocer el valor de las madres socialistas, de las madres de los luchadores sociales y de nuestras propias madres que sufren las consecuencias de nuestra militancia revolucionaria. No esperemos verla muerta para valorar lo mucho que sufren por nosotros aunque lo disimulen. Compensemos esos sufrimientos con nuestro cariño aunque no haya regalos materiales. Y con esto, rindo homenaje a mi madre como también a las madres de quienes perdieron la vida por ir a nuestro encuentro por órdenes superiores y de los opresores.

Mayo, 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s