EL POLÍTICO PRESUPUESTO FISCAL

Escribe: Milcíades Ruiz

El Presupuesto General de la República revela en gran medida la naturaleza política de todo gobierno porque detalla las preferencias y la concepción de desarrollo nacional que manejan los que lo formulan (MEF) siguiendo o no, la ideología de los gobernantes. A partir de 1990, tras el desastre económico del primer gobierno aprista el Fondo Monetario Internacional- FMI, ofreció su ayuda financiera para salir de la crisis bajo la condición de que el gobierno siga disciplinadamente sus recetas económicas, no pudiendo tomar decisiones económicas sin su aprobación.

1.png

A partir de entonces el neoliberalismo se posesionó del Ministerio de Economía y Finanzas- MEF, convirtiéndolo en un superministerio por encima de los demás. Es el que maneja la economía por encima del Presidente de la república y maneja el presupuesto como una sucursal del FMI. Puede darle algunos gustitos al presidente para que haga sus programas menudos pero la plata la manejan los burócratas neoliberales del MEF siguiendo las pautas políticas del FMI. Si algún ministerio, gobierno regional y local quiere hacer obras, se lo tiene que pedir al MEF con ruegos de atención. Nada se puede hacer si el MEF se opone.

Como se recordará, en el gobierno anterior el ex presidente del Consejo de ministros César Villanueva creyó estar por encima de su ministro de economía y fue obligado a retirarse con el rabo entre las piernas por atreverse a opinar al margen del MEF. Su poder es supremo y es el que decide las prioridades gubernamentales, cuánto para cada sector y para qué. El MEF está por encima de la Constitución pues aunque esta ordene dar trato preferencial al agro, hacen caso omiso de este mandato (Artículo 88°.- Régimen Agrario El Estado apoya preferentemente el desarrollo agrario).

Este gobierno empieza ofreciendo hasta lo ilógico y el gabinete ministerial hizo su presentación con bombos y platillos dándole en la yema del gusto a la derecha parlamentaria para obtener su aprobación. La expectativa por esta presentación fue inmensa, con una cobertura total de la prensa, comentaristas e infinidad de artículos analistas. Sin embargo, tal espectáculo de coristas bailarinas de cancán fue solo para la diversión política porque lo que vale realmente es el proyecto de presupuesto que se aprobará por ley.

Allí estarán definidas las verdaderas intenciones de este gobierno, pero este asunto pasará desapercibido para el pueblo y quizá nadie lo comente como sucede todos los años. ¿Por qué la aprobación del presupuesto no tiene la misma o más cobertura mediática que la presentación del gabinete? Es nuestra plata la que se distribuye pero nadie dice nada. ¿Por qué el pueblo es indiferente si con el presupuesto público se decide nuestro destino en gran parte? Tratamos de administrar de la mejor manera los ingresos del hogar mirando el futuro de nuestros hijos pero lo que hacemos a nivel familiar lo hace el Estado (MEF) con 32 millones de peruanos.

Entonces, si los ingresos del gobierno son a costa nuestra, que pagamos impuestos además de otras contribuciones y ese dinero pertenece a toda la nación, no hay razón para desatendernos de su uso pues de ello depende la suerte de todos los peruanos y el futuro de las nuevas generaciones. El futuro nacional no depende de las promesas políticas sino del presupuesto y de la manera como se maneja las cuentas públicas incluyendo el valor de nuestra moneda. Pero ocurre que nuestro pueblo ni siquiera se entera de nada respecto al presupuesto. Los neoliberales deciden sin importarles los dramas sociales.

¿Y cuantos en la izquierda conocen y manejan esta información? El uso de los fondos públicos nos afecta considerablemente pero nadie reclama y con ello favorece los malos manejos, la corrupción y los negociados de quienes lucran saqueando los recursos estatales. Declaramos estar contra la corrupción pero son solo palabras porque nadie vigila y nuestra plata se la llevan los corruptos en maletas, en carretillas, inflando costos, sobrevaluando obras, presupuestando proyectos antojadizos. No hay plata para ayudar a la población rural pero sí, para elefantes blancos. ¿Por qué será?

Si tenemos que decidir sobre nuestro presupuesto familiar fijamos prioridades cubriendo primero nuestra alimentación, gastos escolares, salud, vivienda, servicios de luz, agua, teléfono, vestimenta y si nos sobra dinero ahorramos para un negocio, para un vehículo o para una casa propia. Pero si lo despilfarramos en diversiones, alcohol y vanidades estamos poniendo en riesgo el futuro familiar y nuestra vejez. Entonces tenemos que pensarlo bien y tomar decisiones sabiendo que las privaciones de hoy serán nuestra salvación en el mañana.

Esta misma lógica vale para los gobernantes que tiene que administrar el dinero estatal a fin de dar mejores condiciones de vida a millones de peruanos. Lo ideal es que se haga una distribución equitativa compensando desigualdades, pero si no se maneja bien nuestros ingresos, el gobierno podría llevarnos a la ruina o beneficiar solo a unos cuantos en perjuicio de las mayorías cometiendo claras injusticias. Entonces se presentan casos como los siguientes:

El gobernante tiene que decidir por ejemplo, si al país le conviene destinar más recursos en producir alimentos o en gastos militares. En el primer caso es una inversión de apoyo a la agricultura que a los seis meses devolverá el capital más la rentabilidad. En el segundo caso es un gasto neto en gran parte no durable como el consumo de proyectiles, combustible, uniformes, etc. Pregunto: ¿A cuál de los dos ramos deberíamos asignar mayor presupuesto?

Por su puesto que las compras militares y policiales se prestan a muchas sospechas. Pero también sucede con la promoción de obras de infraestructura para beneplácito de las constructoras. Se justifican construcciones elevadas como una necesidad perentoria pensando en los “diezmos” y se programan prioritariamente aunque la población rural padezca de anemia y desnutrición. Sin embargo, hay que tener en cuenta lo que indica el siguiente gráfico:

2.pngFuente: “Trazos para una República Equitativa”- M Ruiz

El gráfico nos muestra que a mayores gastos militares y policiales quedan menores recursos presupuestales para destinarlos al desarrollo nacional. Pero en el siguiente gráfico podemos ser más explicativos utilizando las coordenadas cartesianas (eje de abscisas/horizontal y eje de ordenadas/vertical), que nos ilustran sobre lo que podría suceder según las prioridades en el manejo presupuestal.

3.png

En el punto A, el país crece y el presupuesto nacional cubre sus gastos con equilibrio presupuestal sin déficit (3/3=0 déficit). En el punto B, el país no crece pero sus necesidades se han duplicado teniendo un déficit presupuestal de 3/6= 50%, mientras que en el punto C el país decrece, tiene muy bajo presupuesto y no cubre sus necesidades, las mismas que se han incrementado. Se gasta por encima de los ingresos y se recurre a las deudas. Los males sociales se multiplican.

Este mismo gráfico nos sirve para visualizar una situación con respecto a gasto militares y policiales versus producción de alimentos. En el punto A, los gastos militares y policiales están en equilibrio guardando una proporción con el gasto en la producción de alimentos.

En el punto B, el presupuesto destinado a la producción de alimentos se mantiene igual pero se han duplicado sus gastos militares y policiales, ocasionando un desbalance del 50%, en tanto que en el punto C, por razones represivas, se ha extremado el presupuesto militar policial teniéndose que reducir el presupuesto para la producción de alimentos a un nivel muy bajo, lo que ocasiona hambre y pobreza extrema, aumenta la delincuencia y arrecian las protestas, teniendo que recurrirse a una espiral de mayores presupuestos represivos.

Aunque los ejemplos son simplistas por razones didácticas, por lo menos nos dicen que, un diseño presupuestal equivocado y un mal manejo de la caja fiscal pueden traer malas consecuencias para la sostenibilidad del país y desgracias para los más indefensos.

Pero así como estos criterios, hay muchos otros como por ejemplo ¿A qué región asignarle más recursos entre la costa, sierra y selva? ¿A qué criterio responde el hecho de hacer grandes irrigaciones solo en la costa? ¿Con qué criterio los neoliberales del MEF hacen el presupuesto general de la república? ¿No les parece que este asunto merece el debate nacional abierto y no a espaldas del pueblo? El proyecto de presupuesto 2017 ya está en el Parlamento y los congresistas del frente Amplio bien podrían darlo a conocer y ponerse a debate por lo menos entre sus partidarios.

Para el 2016, el presupuesto ascendió a S/ 138,491 millones, aumentando en 6,6% respecto al 2015 y un 57% más respecto a los inicios del gobierno de Humala. Los presupuestos vienen aumentando cada año como se muestra en el siguiente gráfico pero si el país no crece al mismo ritmo, lo que tenemos es déficit fiscal que se agranda cada año.

4.png

Queda por ver si el proyecto de presupuesto neoliberal para el 2017, tendrá el mismo molde de la administración cesante aunque las cantidades varíen según las prioridades del nuevo gobierno en saneamiento, educación, salud, seguridad ciudadana. El nuevo titular del MEF desconfía de algunos burócratas que proceden de la administración anterior pero repite constantemente la consigna del FMI de que es necesario reformas estructurales que no son contra los ricos sino contra los trabajadores. Queda ratificado así que la nueva administración no cuestiona el modelo neoliberal vigente y que solo se trata de un cambio de estilo (como ya estaba previsto).

5.pngPor lo pronto el Parlamento derechista ya ha dado su aprobación
unánime para continuar con los déficits presupuestales hasta el 2021 pero habrá que ver si la Comisión de Presupuesto en manos fujimoristas cuestiona o no, el proyecto de presupuesto 2021. Podría ser que no dejen pasar lo que favorece políticamente al Ejecutivo y exigir cambios que favorezcan políticamente al fujimorismo. O quizá, compartan intereses como derecha única. Veremos.

El presupuesto fiscal 2016

Los ingresos del Estado dependen en gran parte de lo que producimos (bienes y servicios) o, Producto Bruto Interno (PBI) y de la aplicación de impuestos a esa producción, de los precios al Consumidor incluyendo precio de las monedas, exportaciones e importaciones, endeudamiento y otros como se precia en el siguiente gráfico.

6.png

En el año 2015 los ingresos tributarios fueron como se indica en el siguiente gráfico:

7.png

8.png

Como se podrá observar en el siguiente cuadro de la SUNAT, los que más contribuyen al erario nacional no son las grandes empresas ni las corporaciones oligopólicas que están bajo el régimen general sino son los pequeños, microempresarios y trabajadores independientes sujetos al RUS y régimen especial. Pero la política de Estado es perseguir a los pequeños y proteger a los grandotes. Esta es una situación que debería merecer la atención de la izquierda y levantar la bandera de la justicia tributaria.

9.png

Fuentes de Financiamiento del Presupuesto Público 2016

El presupuesto de ingresos para formular el presupuesto de egresos en el presente periodo tuvo los supuestos siguientes:

Captura de pantalla 2016-09-05 a la(s) 3.40.00 p.m..png

Presupuesto de gastos 2016

Los recursos destinados para el Gasto no Financiero ni Previsional están referidos al cumplimiento de las políticas y metas de los organismos públicos como ministerios, Jurado nacional de elecciones, parlamento, Gobiernos Regionales y Gobiernos Locales. El 34% de este rubro se destinó a cubrir los gastos de personal y obligaciones sociales, el 26% a la compra de bienes y servicios, cerca de la tercera parte se destinó para gasto de capital (principalmente a obras públicas), y el 9% a otros gastos (transferencias a programas sociales principalmente).

11.png

Estas cifras han variado ligeramente en el año pero el presupuesto inicia considera el 38% para Lima y Callao, principalmente en gasto corriente (sueldos de la burocracia y gastos administrativos) en tanto que para el resto del país se destina el 48%, principalmente ejecución de obras de infraestructura pública y el 14% es lo que se gasta en el MEF, Justicia, PCM, Relaciones Exteriores, M. Trabajo, Comercio Exterior y Organismos Autónomos.

Visto por instancias de Estado, el Gobierno Nacional concentra el 71% (llegó al 75,3%). Los Gobiernos Regionales concentran el 16% y los Gobiernos Locales el 13% de los recursos del presupuesto para el año 2016

Si clasificamos el gasto por funciones de Estado tenemos que el 45% del presupuesto no financiero ni previsional se destina a las intervenciones sociales como la educación, salud y protección social, entre otros. El 17% se destinó a las intervenciones en orden público, defensa y justicia, destacando las acciones para la seguridad ciudadana. El 23% se destina a las intervenciones productivas destacando las áreas de transporte, agropecuaria y vivienda, en tanto que el 15% del presupuesto se destina a las acciones administrativas.

Captura de pantalla 2016-09-05 a la(s) 3.41.59 p.m..png

Veamos ahora el reparto por sectores. (Millones S/ y Estructura %)

Captura de pantalla 2016-09-05 a la(s) 3.43.10 p.m..png

Captura de pantalla 2016-09-05 a la(s) 3.43.53 p.m..png

Puede verse ahora con mayor claridad en cifras concretas, lo que habíamos mencionado en la primera parte a cerca de lo que se dedica a la producción de alimentos (1.8%) en comparación con los gastos militares (5.8%) pues hasta los gastos policiales son superiores (6.9%). Y también podrán apreciar lo que se destina al desarrollo nacional, cuanto se agarran para sí los del MEF y nuestros queridos congresistas que son los que aprueban el presupuesto.

Para las acciones Legislativas ejercidas por el Congreso de la República, el Presupuesto 2016 destina S/ 595 millones que incluye los gastos de representación como se aprecia en el gráfico:

12

LA CRUDA REALIDAD DEL PROYECTO DE PRESUPUESTO 2017

13.pngEl presidente Kuczynski podrá decir que hará una “revolución social”, “tenemos que apoyar al agro” o, escandalizarse porque “hay 3 millones de niños anémicos”, pero son meras palabras que nos hacen recordar la denigrante frase “los gringos quiere hacernos los cholitos” por no decir que, es una tomadura de pelo ya que, no se condicen con el proyecto de presupuesto fiscal 2017 enviado al Parlamento para su aprobación. En realidad, es el androide neoliberal del FMI, anidado en el MEF el que diseña la política fiscal como en el gobierno anterior. De allí que, el proyecto presupuestal del 2017 tenga la misma estructura y características establecidas para las versiones anteriores.

El monto del presupuesto para el 2017 asciende a 142,471 millones (20.1% del PBI), monto mayor en 4,7% al del 2016 (138,490’511,244.00) y con un déficit de 2.5% del producto bruto interno (PBI). La distribución tiene ligeras variaciones pero la estructura es la misma. Precisamente es la estructura presupuestal neoliberal la que contribuye a generar desigualdad social, inseguridad ciudadana, insalubridad, desnutrición y anemia entre los pobres, especialmente en la población rural. Es muy poca la información pública como sí la tienen los parlamentarios con anexos y todo, pero ya se advierte lo siguiente:

14En la disyuntiva de destinar mayores recursos para producir alimentos o para gastos militares se mantiene la preferencia por estos últimos. Aunque para cumplir las promesas electorales se ha aumentado el presupuesto a educación, salubridad, salud, y seguridad ciudadana en cambio, se disminuye considerablemente a las reservas para gastos por contingencia sabiendo que nuestro país está entre los más vulnerables por cambio climático.

Como se puede apreciar en el gráfico del costado, la estructura por niveles de gobierno es casi la misma. Corresponde al Gobierno Nacional 105,569 millones 739,734 soles; de los cuales se desglosa en gastos corrientes para sueldos y gastos de la burocracia (67,270 millones 497,791), gastos de capital (26,312 millones 272,892) y servicio de la deuda (11,986 millones 969,051).

Para los 25 gobiernos regionales en total tan solo 21,762 millones 624,356 soles, los cuales se dividen en gastos corrientes (17,583 millones 259,307), gastos de capital (3,957 millones 895,094) y servicio de la deuda (221 millones 469,955). Para los más de mil doscientos gobiernos locales, el presupuesto total asciende a 15,139 millones 154,455 soles; los mismos que se desglosan en gastos corrientes (10,246 millones 183,164), gastos de capital (4,614 millones 80,726) y servicio de la deuda (278 millones 890,565). En porcentaje, las provincias y distritos que, es donde más se necesita, recibirán menos.

En el siguiente gráfico podrán ver que hay un ligero aumento en educación (5.2% mayor respecto a 2016), pero le restan 20% a Planeamiento, gestión y reserva de contingencia como también al sector industria.

15

También podrán observar que al sector agropecuario solo le aumentan 5% asignándole apenas 3,635 millones de soles en total. En tanto que el sector Defensa tiene un aumento del 39%, asignándole 4,866 millones. El 6,6% del presupuesto nacional es para Orden público y Seguridad (policía) con 9,361 millones en tanto que la agricultura solo recibe el 2,5%. ¿Y dónde está la diversificación productiva si para industria apenas le asignan 223 millones (89 millones menos) quitándole un 28%?

Pero sí, para los otorongos le dan un aumento del 20%. Y si revisan cada uno de los pliegos presupuestales comparando ambos presupuestos no van a encontrar diferencias sustanciales que signifiquen una revolución social. Entonces, si dejamos hacer y, dejamos pasar, el pueblo interpretará como que estamos de acuerdo con el neoliberalismo y toda la verborrea política que derramamos es solo pose. El que calla otorga. No tenemos capacidad de convocatoria popular para movilizaciones masivas pero por lo menos los movimientos de izquierda deberían pronunciarse al respecto.

Hay muchos puntos explotables políticamente en este proyecto de presupuesto. Alguien del F. A. (progresistas más izquierdistas) dijo “Somos la segunda fuerza política en el territorio nacional”. Bueno pues, es hora de actuar y demostrar tal aseveración. También se dijo: “El pueblo peruano nos ha dado un mandato y no vamos a traicionar. Nos han pedido ser una oposición firme y fiscalizadora. Así será”. Magnífico. Si es así, que sus representantes en el parlamento alcen la voz y propongan una reestructuración del proyecto de ley en función de los intereses populares con el respectivo proyecto alternativo. Con gusto apoyaremos esta iniciativa parlamentaria.

Así, la opinión pública sabrá que allí hay una bancada de primer nivel, con capacidad de argumentación y no simples laberintosos. No será un triunfo parlamentario pero sí, una victoria política que abonará en favor del empoderamiento popular. Con mayor razón apoyaremos y participaremos en una movilización que reclame la inclusión de los intereses populares en dicho presupuesto. O quizá será mucho pedir. De ser así, disculpen la impertinencia.

Septiembre 2016

Anuncios

4 pensamientos en “EL POLÍTICO PRESUPUESTO FISCAL

  1. Gracias Milciades. Siempre ilustrandonos. No se puede hacer cambios a ciegas. Al pueblo peruano así como a los demás latinoamericanos, les han quitado los dos ojos. Con solo tener uno seria suficiente para exigir cambios sustanciales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s